Barak se reúne con Clinton con una mínima expectativa de que termine la violencia

El primer ministro israelí Ehud Barak, cuyo viaje fue retrasado después de revertir dos veces el rumbo de su avión debido a una crisis de un secuestro aéreo en su país, ha puesto escasa esperanza en que la reunión podría poner fin al derramamiento de sangre que ha causado casi 200 muertes en las últimas seis semanas.

12 de Noviembre de 2000 | 21:03 | AP
WASHINGTON.- El presidente Bill Clinton se dispone hoy a hacer otra exhortación para poner fin a la violencia en Medio Oriente, al reunirse con el primer ministro israelí Ehud Barak en la Casa Blanca, tres días después de una reunión con el líder palestino Yasser Arafat.

Barak, cuyo viaje fue retrasado después de revertir dos veces el rumbo de su avión debido a una crisis de un secuestro aéreo en su país, ha puesto escasa esperanza en que la reunión podría poner fin al derramamiento de sangre que ha causado casi 200 muertes en las últimas seis semanas.

La violencia ha destruido lo que quedaba de las esperanzas de Clinton para lograr un acuerdo antes de que concluya su mandato a fines de enero.

Arafat, que sostuvo conversaciones el jueves con el presidente, indicó poco después que podría tener en cuenta otra cumbre de Medio Oriente, con Clinton como anfitrión, siempre y cuando todo esté bien preparado para "asegurar su éxito". Y eso, dijo el líder palestino, significaba un acuerdo tanto sobre Jerusalén como los refugiados.

Barak se ha negado a entregar el este de Jerusalén a los palestinos, pero les ofreció una gran participación en la administración de sus asuntos diarios en la capital declarada por Israel. Ha hecho una pausa en el proceso de paz hasta que concluya la violencia.

La reunión de hoy fue fijada esta tarde temprano pero fue aplazada hasta la noche debido al secuestro de un avión ruso hacia Israel. Barak salió antes de que se produzca el incidente, pero cuando estaba en Londres en una escala técnica, decidió regresar a Israel. Cuando estaba en pleno vuelo de regreso, el secuestrador del avión con 57 personas se rindió y Barak decidió reanudar su viaje a Estados Unidos.

La demora provocó la cancelación de las reuniones que iba a sostener con la secretaria de Estado Madeleine Albright, y con Sandy Berger, asesor de seguridad nacional del presidente.

Barak hablará mañana por la noche en Chicago, en una reunión con un grupo judío-norteamericano.

El presidente Clinton, entretanto, viajará mañana para participar en una reunión económica en Brunei, y luego visitará Vietnam, en lo que será la primera visita de un mandatario estadounidense a la Vietnam comunista desde que terminó la guerra en 1975.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores