Nuevos enfrentamientos en Cisjordania: cuatro palestinos muertos

Los territorios de Cisjordania y Gaza fueron este martes escenario de incidentes en los que murieron cuatro palestinos, mientras el primer ministro israelí, Ehud Barak, adelantó su regreso a Israel, adonde llegó por la noche. Palestinos dispararon esta noche con armas automáticas contra un autobús que circulaba en Cisjordania sin causar heridos, indicó una fuente militar israelí.

14 de Noviembre de 2000 | 20:02 | AFP
GAZA.- Los territorios de Cisjordania y Gaza fueron este martes escenario de incidentes en los que murieron cuatro palestinos, mientras el primer ministro israelí, Ehud Barak, adelantó su regreso a Israel, adonde llegó por la noche, para decidir la respuesta que dará a las emboscadas de la víspera en las que murieron cuatro israelíes.

Este martes, Mohammed al Ajla, de 13 años, fue alcanzado de un balazo en la cabeza, en enfrentamientos con el ejército israelí. Poco antes, Raed Chaqfa, de 21 años, fallecía en la localidad de Jan Yunes, en el sur de la Franja de Gaza, y Nasr Ebrich, de 15 años, recibía una bala en el corazón, en la ciudad autónoma de Ramalá, Cisjordania.

Otro palestino, Mustafá Aliyan, de 50 años, sucumbió a las heridas recibidas después de que su vehículo fuera apedreado, al aparecer por colonos israelíes, en el este de Ramalá.

Palestinos dispararon la noche del martes con armas automáticas contra un autobús que circulaba en Cisjordania sin causar heridos, indicó una fuente militar israelí.

Con estas muertes ascienden a 223 los fallecidos, en su inmensa mayoría palestinos, desde el estallido de la Intifada el 28 de septiembre.

Debido al agravamiento de la situación en el terreno, Barak decidió abreviar su estadía en Estados Unidos, donde el domingo se reunió con el presidente estadounidense, Bill Clinton, y regresó la noche de este martes a Israel, debido al agravamiento de la situación en los territorios palestinos.

Inicialmente, debía presidir una reunión del gabinete de seguridad la noche del martes, pero ésta fue postergada hasta el miércoles por la mañana.

Según su entorno, Barak debía efectuar esta noche una serie de consultas en Tel Aviv con responsables israelíes de seguridad, en vísperas del 15 de noviembre, fecha aniversario de la proclamación en 1988 en Argel de un Estado palestino en el exilio.

Siempre según esas fuentes, Barak adoptará medidas para responder a las emboscadas palestinas, en las que el lunes murieron cuatro israelíes.

Por su parte en Gaza, el presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, renovó su llamado a Barak para que aplique los acuerdos concluidos en la cumbre de Charm el Cheij, para aplacar la situación en los territorios.

Esos acuerdos prevén la retirada de las fuerzas israelíes apostadas alrededor de las ciudades palestinas y el cese de los disparos contra palestinos y de los ataques de colonos armados.

En las siete semanas de violencia en los territorios murieron 24 israelíes, entre ellos 12 civiles y 12 militares.

Barak calificó las dos emboscadas palestinas de "actos deplorables" y "consecuencia directa de la política de la Autoridad Palestina, que alienta la violencia y llama a la Jihad (guerra santa) contra Israel".

En un comunicado pidió a los habitantes judíos de Cisjordania y Franja de Gaza que "sigan actuando con reserva y permitan al ejército y a las fuerzas de seguridad cumplir sus misiones y actuar contra la violencia".

Por la noche, unos 2.000 colonos manifestaron en la plaza Zion de Jerusalén, instando a Barak a que renuncie a su política "de moderación" frente a los disturbios palestinos, indicó la televisión israelí.

Los colonos enarbolaban banderolas exigiendo que el ejército israelí "pueda luchar" y obtenga luz verde para reprimir la Intifada palestina.

Mientras una diputada del principal partido de la oposición de derecha israelí, Likud, organizó una manifestación frente a la residencia de Barak en Jerusalén, pidiendo también más firmeza del gobierno frente a los palestinos.

El Fatah, movimiento palestino de Arafat, llamó este martes a los palestinos a manifestarse el miércoles, 15 de noviembre, fecha aniversario de la proclamación simbólica de un Estado palestino en el exilio, en 1988 en Argel.

Pero el ministro palestino de Información, Yasser Abed Rabbo, estimó este martes que sería "prematuro" proclamar un Estado palestino.

"Tomaremos esa simbólica medida cuando nuestra soberanía sea completa en todos los territorios palestinos en Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén oriental, todos los territorios ocupados desde el 5 de junio de 1967", declaró. Rabbo precisó que el Consejo Central de la OLP (CCOLP) se reunirá dentro de dos semanas para abordar ese asunto.

El ministro israelí de Comunicaciones, Binyamin Ben Eliezer, acusó al movimiento integrista palestino Jihad Islámico de haber cometido una de las dos emboscadas, en que murieron tres israelíes en el norte de Ramalá, con la autorización de Arafat.

Según Ben Eliezer, Arafat adoptó una nueva estrategia de "guerra de carreteras".

El jefe del Estado Mayor israelí, el general Shaul Mofaz, indicó este martes que "el ejército presentará una serie de propuestas de operaciones contra quienes disparen a soldados, civiles israelíes y colonias".

La noche del lunes, el general Mofaz ordenó el bloqueo total de ocho ciudades autónomas palestinas en Cisjordania: Belén, Hebrón, Jenín, Jericó, Kalkiliya, Naplusa, Ramalá y Tulkarem, sin gran éxito en el terreno, según la radio del ejército israelí.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores