EE.UU.: La lucha por la presidencia continúa

El evento más importante en el día de hoy fue una espera. Demócratas y republicanos, esperaban la llegada de las 5 p.m. de la Florida (2200 GMT), para saber si las autoridades estatales detenían o no el recuento manual de los votos en algunos condados. Al llegar el plazo, la secretaria de Estado del estado, Catherine Harris, no tomó ninguna acción. Y el recuento manual continúa.

14 de Noviembre de 2000 | 21:04 | AP
TALLAHASSEE.- ¿Cuándo se acabará todo esto? La pregunta partió del ex secretario de Estado James A. Baker, delegado principal del candidato republicano George W. Bush, en la Florida, donde se libra una batalla legal por los resultados de las elecciones presidenciales de hace siete días.

Hoy el evento más importante fue una espera.

Todos, demócratas y republicanos, esperaban la lleada de las 5 p.m., hora de la Florida (2200 GMT), para saber si las autoridades estatales detenían el recuento manual de los votos en algunos condados, o lo continuaban.

Al llegar el plazo, la secretaria de Estado del estado, Catherine Harris, no tomó ninguna acción. Y el recuento manual continúa. Pero, el epílogo todavía parece lejano.

La hora de las 5 p.m. fue establecida por Harris, en un intento por poner fin a la situación caótica en que ha entrado el proceso electoral estadounidense. Pero, los delegados demócratas han considerado que el plazo era arbitrario y dijeron que fue fijado, además, por una funcionaria que ha sido directora de la campaña presidencial de Bush en la Florida.

Para evitar la interrupción del recuento de votos a esa hora, delegados de Al Gore, el candidato demócrata, gestionaron ante un tribunal una orden que declarase arbitrario ese plazo.

El juez Terry Lewis, de la Florida, dictaminó que el estado puede interrumpir el recuento, pero también que no puede desconocer arbitrariamente los recuentos tardíos. La secretaria Harris dejó pasar, entonces, el plazo sin tomar acción alguna.

Baker, en un intento de evitar una mayor prolongación de la incertidumbre en el resultado de la votación, propuso a la gente de Gore aceptar los resultados que se hubiera contado hasta las 5 p.m. de hoy.

"Si la oficina de campaña de Gore acepta esta propuesta y abandona su litigio, retiraremos nuestras demandas" ya presentadas en los tribunales, dijo Baker en una conferencia de prensa.

El jefe de la oficina de campaña de Gore, William Daley, descartó inmediatamente la propuesta.

"No es una propuesta. En mi opinión se trata de una incorrecta interpretación de las leyes de la Florida", dijo Daley en Washington. "No podemos usurpar el mandato de las cortes de la Florida".

El último margen en favor de Bush era esta noche de 286 votos, según un conteo no oficial de The Associated press.

El proceso llegó a las cortes luego que un recuento con máquinas redujera la ventaja de Bush de 1784 votos a 388, dando lugar a un pedido de Gore de un engorroso recuento manual, y a Bush a tratar de parar este recuento en las cortes.

Las autoridades de la Florida han tabulado las boletas a mano hoy, y está todavía pendiente la misma acción en otras dos jurisdicciones.

Baker dijo que Bush aceptará los resultados del recuento manual logrado hasta las 5 p.m. de hoy y las boletas de ausentes que deben llegar a más tardar el viernes próximo.

Gore está adelante en el conteo de voto popular por unos 200.000 votos en unos 100 millones de votos emitidos, pero la cuenta de votos en el Colegio Electoral que cualquiera de los dos que gane los 25 votos que tiene en ese colegio el estado de la Florida ganará la presidencia.

Sólo en tres ocasiones un candidato que ha ganado el voto popular no ha ganado la presidencia, la última de ellas ocurrió en 1888.

Sin contar la Florida, Bush tenía 29 estados para un total de 246 votos. Gore contaba con 19 estados más el Distro de Columbia, con 262 votos. Se necesita de 270 votos para la victoria.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores