Al estilo de las republicas bananeras: en EE.UU. aún no hay nada claro

Los resultados de las elecciones presidenciales estadounidenses siguen este miércoles en la incertidumbre, pendientes de un posible recuento manual de algunos votos en Florida y un escrutinio de boletas enviadas por correo al estado por estadounidenses en el exterior.

15 de Noviembre de 2000 | 10:51 | Reuters
TALLAHASSEE.- Los resultados de las elecciones presidenciales estadounidenses siguen este miércoles en la incertidumbre, pendientes de un posible recuento manual de algunos votos en Florida y un escrutinio de boletas enviadas por correo al estado por estadounidenses en el exterior.

Asimismo, se registra una creciente lucha en los tribunales de parte de los dos partidos políticos tradicionales. Ocho días después de celebrados los comicios presidenciales el 7 de noviembre, el republicano George W. Bush mantiene una ligera ventaja de 300 votos sobre el demócrata Al Gore en las disputas elecciones en Florida, pero transcurrirán varios días más para que el estado pueda certificar sus resultados oficiales.

El ganador obtendrá los 25 votos del colegio electoral del estado -que ambos hombres necesitan para convertirse en el presidente número 43 en la historia de Estados Unidos. El vicepresidente Gore encabeza el voto popular, pero no puede ganar la presidencia a menos que obtenga 270 votos electorales.

Mientras tanto en Iowa, los republicanos consideran si pedirán un recuento de los votos emitidos en el estado debido a que la ventaja de Gore sobre Bush se redujo significativamente el martes tras descubrirse un error en el condado Sioux.

Los resultados oficiales a finales de la semana pasada mostraban que el demócrata Gore ganó en Iowa y con ello sus siete votos del colegio electoral por un margen de 5.121 de los 1,3 millones de votos populares emitidos, pero al tiempo que el estado certificaba esos resultados, su ventaja se redujo a alrededor de 4.000.

En Washington, legisladores de raza negra se unieron a la Asociación Nacional para el progreso y el bienestar de la gente de color (NAACP), el grupo de derechos civiles más grande del país, para pedir a la procuradora general de Estados Unidos, Janet Reno, que investige acusaciones de que votantes negros fueron discriminados en algunos recintos electorales de Florida.

"Creemos que existen pruebas sustanciales que indican que a muchos afroestadounidenses y de otras minorías se les negaron sus derechos fundamentales como ciudadanos de Estados Unidos", dijeron los legisladores negros en una carta enviada a Reno.

El asesor de Bush y ex secretario de Estado James Baker, mostrando su frustración sobre más demoras, preguntó: "¿Cuándo va a terminar esto?". La respuesta es, depende.

La secretaria de estado de Florida, Katherine Harris, fijó un plazo hasta las 14.00, hora local (19.00 GMT) del miércoles para que tres condados (distritos) del estado sureño que aún continuaban contando los votos en forma manual explicaran por qué no cumplieron con el límite establecido para enviar sus resultados finales.

Los demócratas intentaba un recuento a mano en cuatro condados, con la esperanza de que pudieran incrementar los votos para Gore.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores