Corte Suprema cada vez más cerca de decidir elección en EE.UU.

Este viernes en la medianoche vencerá el plazo para la tabulación de los votos de ausentes, según lo establecido por la ley floridana. En condiciones normales, se esperaría una proclamación de los resultados mañana sábado en la mañana. Pero, este no es un proceso eleccionario normal.

17 de Noviembre de 2000 | 09:24 | AP
TALLAHASSEE.- El escrutinio de los votos en la elección presidencial emitidos en Florida tendrá este viernes un nuevo plazo crítico, pero no podrá desligarse de los tumbos de tribunal en tribunal que ha estado dando esta semana y por primera vez estará apuntando hacia la Suprema Corte de los Estados Unidos.

Hoy viernes en la medianoche vencerá el plazo para la tabulación de los votos de ausentes, según lo establecido por la ley floridana. En condiciones normales, se esperaría una proclamación de los resultados mañana sábado en la mañana. Pero, este no es un proceso eleccionario normal.

El jueves, la Corte Suprema de Florida ordenó que se continúe el recuento manual de boletas en cuatro condados, pero dejó abierta la posibilidad de que los resultados finales no sean aceptados por la secretaria de Estado del estado, Katherine Harris, una militante activa republicana y que es la máxima autoridad electoral de la Florida.

"No hay un impedimento legal para la continuación de los recuentos", dijo la corte estatal en el caso planteado por el condado de Palm Beach. En cosa de minutos, las autoridades condadales anunciaron que se adherían a la intención del condado adyacente de Broward en la revisión de centenares de miles de boletas a mano.

"Obviamente estamos satisfechos", dijo William Daley, jefe de campaña del Partido Demócrata. El recuento en Palm Beach empezó en jueves en la noche. Un juez del estado decidirá este viernes temprano si contraviene la decisión de la secretaria de Estado de rechazar cualquier nuevo recuento de esos condados de fuerte presencia demócrata.

La decisión judicial fue una victoria para el vicepresidente y candidato demócrata Al Gore, quien había pedido los recuentos manuales en cuatro condados con la esperanza de superar la ventaja de 300 votos que le lleva su rival republicano George W. Bush. Hoy serán contados unos 2.600 votos emitidos por electores en ultramar, pero hasta ahora no hay una controversia sobre los mismos. Esos votos son críticos para ambos bandos.

El caso que podría llevar el proceso al máximo tribunal nacional ha sido ya planteado en Atlanta, donde un tribunal federal de apelaciones accedió a oír el desafío constitucional de Bush a los recuentos. El republicano solicitó al tribunal de apelaciones en Atlanta poner fin a los recuentos manuales, pendiente un dictamen de si violan los derechos de los votantes a ser tratados equitativamente según la ley. Sus abogados advirtieron que los norteamericanos estaban presenciando la "desintegración" del modo en que eligen su presidente.

Bush perdió con ese argumento ante un juez federal en Miami. "Este caso sencillamente no es adecuado para que intervenga la justicia federal de ningún tipo a esta altura del proceso", replicaron los abogados de Gore en el caso de la apelación.

El bando de Bush dice que los recuentos manuales son proclives a los errores y que tratan a los votantes en forma diferente según donde vivan. El tribunal de Atlanta también considera una apelación de votantes de Bush en el condado de Brevard, en la Florida, que dicen son violados sus derechos porque Brevard no está haciendo el escrutinio manual.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores