Entablan primera demanda por carne envenenada con mal de "Vaca Loca"

Es una demanda "amplia, documentada, que define actos de responsabilidad precisos" y que puede ayudar a la Justicia a evaluar la actitud de los "agentes" británicos, franceses y comunitarios entre 1986 y 1996, recalcó el abogado de las familias demandantes, Francois Honnorat.

17 de Noviembre de 2000 | 11:05 | EFE
PARIS.- Las familias de dos víctimas de la variante humana del mal de las "vacas locas" presentaron este viernes una demanda por envenenamiento, homicidio involuntario y puesta en peligro de la vida de otros, que tiene en el punto de mira a "agentes" de las instituciones de Francia, Reino Unido y la Unión Europea.

Es una demanda "amplia, documentada, que define actos de responsabilidad precisos" y que puede ayudar a la Justicia a evaluar la actitud de los "agentes" británicos, franceses y comunitarios entre 1986 y 1996, recalcó el abogado de las familias demandantes, Francois Honnorat, en una rueda de prensa multitudinaria.

La primera querella en Francia por "envenenamiento" en relación con el mal de las "vacas locas" da una nueva dimensión, judicial e internacional, a la crisis de la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB). Fue cursada por las familias de Laurence Duhamel, quien falleció en febrero pasado con 36 años, y de Arnaud Eboli, de 19 años, quién está agonizando.

Para el letrado resulta "incomprensible" que las autoridades "minimizaran" los riesgos y con "conocimiento de causa" no hubieran tomado medidas "concretas y eficaces" para impedir "la extensión del mal en los bovinos y para limitar sus consecuencias humanas".

Honnorat tuvo un papel destacado en las acciones judiciales contra ministros franceses en el escándalo de la sangre contaminada con el virus del SIDA. Con el objetivo de hacerse oír y de ayudar a otras familias víctimas de la variante humana de las "vacas locas", Jean Duhamel -hermano de Laurence- y Dominique y Eric Eboli -padres de Arnaud- presentaron ante la prensa la nueva Asociación de Víctimas de la Enfermedad de Creutzfeldt-Jacob (AVMCJ).

Duhamel denunció el "aislamiento absoluto organizado por los poderes públicos" que, según dijo, padecen las familias. Hasta ahora han muerto dos personas en Francia por la nueva variante de Creutzfeldt-Jacob, degenerativa, incurable y mortal, vinculada a la EEB, que ya se ha cobrado unas 80 vidas en el Reino Unido, país cuna del mal de las "vacas locas".

Por su parte, Dominique Eboli instó al Gobierno francés a establecer "ayudas de urgencia" tanto económicas como psicológicas para ayudar a las familias que "deben asumir grandes gastos" que en su mayoría "no son reembolsados por la seguridad social". Se quejó de que los ganaderos "que pierden sus vacas reciben apoyo psicológico gratuito financiado por los contribuyente", además de ser reembolsados íntegramente cuando sus rebaños son abatidos si se encuentra algún caso de "vaca loca" entre sus reses.

El vicepresidente y portavoz de la AVMCJ, Olivier Duplessis, exigió además que la ministra de Empleo y Solidaridad, Elisabeth Guigou, tome "las riendas" del dossier al "tener la tutela de Sanidad, es decir una ministra de peso, sin lazos con los medios agrícolas".

Guigou tiene "política, jurídica y moralmente el deber" de ser el interlocutor de las familias de las víctimas, señaló Duplessis, quien preside además la Asociación Francesa de Transfundidos (AFT). En nombre de la AVMCJ, Duplessis pidió una audiencia con el Presidente francés, Jacques Chirac, y el Primer Ministro, Lionel Jospin, porque "sería inconcebible que abran las puertas a los agricultores y las cierren a las víctimas".

"Pedimos una serie de garantías de que no se pondrá trabas a la búsqueda de la verdad y de que se hará justicia", explicó. Duplessis dijo tener "miedo, mucho miedo a que ciertas medidas de precaución adoptadas para hacer frente a la epidemia, que podría alcanzar grandes dimensiones en Francia, sean transitorias, fruto de la presión mediática".

En Francia sólo se reconoce oficialmente la variante humana de la EEB tras una biopsia cerebral "post mortem", lo que, según Duplessis, sirve para "diferir, desinformar y no aclarar" cuántos casos existen en realidad. Precisamente, hoy viernes se conoció un posible nuevo caso de una mujer, de 40 años y casada con un profesor de origen chileno, que dio a luz este mes en un hospital de París. Se está a la espera de conocer los resultados de un análisis de sus amígdalas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores