Dos reveses judiciales para George W. Bush

La Corte Suprema de Justicia de Florida bloqueó la oficialización de los resultados de las elecciones en ese Estado, en lo que significó un nuevo triunfo judicial del candidato demócrata Al Gore en la prolongada puja con el republicano George W. Bush por llegar a la Casa Blanca.

17 de Noviembre de 2000 | 22:46 | ANSA
WASHINGTON.- La Corte Suprema de Justicia de Florida bloqueó la oficialización de los resultados de las elecciones en ese Estado, en lo que significó un nuevo triunfo judicial del candidato demócrata Al Gore en la prolongada puja con el republicano George W. Bush por llegar a la Casa Blanca.

El alto tribunal de Florida ordenó a la secretaria de Estado local, Katherine Harris, que se abstenga de oficializar los resultados electorales de los comicios del 7 de noviembre hasta que la propia Corte la autorice.

El máximo tribunal de Florida -el estado que parece tener las llaves de la Casa Blanca- sostendrá una audiencia sobre el recurso en apelación del candidato demócrata sobre la verificación de los sufragios emitidos, el lunes próximo a las la 14 locales (19.00 GMT), informaron fuentes locales.

Tras conocerse esa determinación, el Condado de Miami-Dade -donde se encuentra Miami, al sur de Florida- decidió también iniciar la verificación manual de todos los votos emitidos el 7 de noviembre.

Miami-Dade tenía hasta ahora la decisión en suspenso, pero atento a la resolución del máximo tribunal del Estado, se sumó a Palm Beach y Broward.

La decisión de la Corte posterga, virtualmente por al menos dos días más, la nominación del próximo presidente estadounidense, ya que las previsiones indicaban que los resultados de Florida serían oficializados el sábado.

El postulante republicano George W. Bush sufrió también hoy otro revés judicial: la Corte Federal de Apelaciones de Atlanta, Georgia, rechazó un recurso presentado por los republicanos en contra del recuento manual de los votos.

La Corte Federal de Atlanta confirmó lo ya decidido por un juez federal de Miami en cuanto a que los Estados, y no la magistratura federal, ostentan "la autoridad principal para decidir el modo de nombrar a los Grandes Electores y cómo resolver gran parte de la controversias que pudieran tener lugar".

Gore apeló a la Corte Suprema de Florida después de que un juez de Florida autorizó al Estado a no tener en cuenta la verificación manual -reclamada explícitamente por el candidato demócrata- para oficializar los resultados.

Pero el tribunal de alzada decidió hoy, por unanimidad -según las fuentes-"mantener el statu quo".

Harris anunció hoy que obedecerá la orden de la Corte Suprema del Estado de no oficializar los resultados electorales, en espera de una decisión formal sobre la validez del recuento a mano de las papeletas electorales, en curso en algunos condados.

"No pretendemos homologar los resultados el sábado -aseveró la abogada de Harris, Debby Kearney-. No desobedeceremos a la Corte Suprema".

Entre tanto, los condados que están efectuando el recuento manualmente -Palm Beach y Broward- podrán continuar con ese procedimiento.

El breve texto del alto tribunal sostiene textualmente: "A fin de preservar el statu quo, la Corte, por su iniciativa, prohíbe al secretario de Estado y a la Comisión Electoral, certificar el resultado de las elecciones presidenciales del 7 de noviembre de 2000 hasta una ulterior comunicación por parte de este Tribunal. No es intención de esta Corte bloquear el conteo y la entrega al secretario de Estado de los resultados de los votos por correo o de cualquier otro tipo voto".

El vicepresidente y postulante republicano, Al Gore, definió hoy como "importante" la decisión de la Corte.

"Estoy muy satisfecho de que el recuento manual de los votos se realice, porque permitirá tener una idea cabal de lo que ha ocurrido en los comicios", sostuvo Gore en Washington -donde, por ausencia de Bill Clinton, ocupa la presidencia- apenas minutos después de difundida la decisión de la Corte.

"Los ciudadanos quieren estar seguros de que en estas elecciones cada voto sea computado. Ni yo, ni Bush, podemos ser los árbitros de los comicios", amplió.

"Eso es algo que debe ser decidido por los ciudadanos de Florida, respetando las leyes", remarcó el demócrata, en una improvisada rueda de prensa en los jardines de su residencia oficial en la capital estadounidense.

Fuentes cercanas al equipo de campaña de Gore informaron que el vicepresidente mantiene su decisión de hablar con los periodistas esta noche, pero reconocieron que el texto del discurso que piensa pronunciar fue modificado a partir de la "buena noticia" -tal como la definieron- recibida desde Florida.

Pese a que la proclamación oficial del ganador de las elecciones presidenciales en Florida no será anunciada hasta, por lo menos, el lunes próximo, el recuento manual le otorga ahora a Bush una ventaja de 339 votos sobre Gore, según fuentes extraoficiales.

La ventaja se amplió -según las fuentes- con los votos recibidos por correo en ocho de los 67 condados del Estado.

La información fue difundida por la agencia de noticias AP, en base a un conteo propio que, hasta el momento, se ha revelado sumamente confiable.

Bush tenía una ventaja de 300 votos el martes pasado, cuando los 67 condados comunicaron sus resultados sin contar los votos enviados por correo, que pueden incluirse en el escrutinio final hasta la medianoche local de hoy (5 GMT del sábado).

No obstante, los 339 votos de ventaja para Bush podrían verse ampliados o reducidos, ya que la fuente no incluyó en el nuevo balance los recuentos manuales que se están desarrollando en dos condados, a los que hoy se agregó Miami-Dade.

En el Condado de Broward, según fuentes extraoficiales, Gore recuperó 34 votos en tanto que en Palm Beach es Bush el que recupera sufragios, aunque en ese caso sólo uno.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores