Fujimori se quedaría en Japón

El jefe del gabinete Federico Salas dijo creer que el renunciado Presidente de Perú no retornará aunque éste le ha dicho -según señaló- que iba a postergar su retorno "unos días más". Según críticos del Mandatario, el peligro inminente de verse comprometido en la investigación que se sigue al ex asesor Montesinos, y la posibilidad de acusaciones constitucionales aparentemente intimidaron a Alberto Fujimori.

20 de Noviembre de 2000 | 15:50 | AP
LIMA.- El Presidente Alberto Fujimori, que anunció sorpresivamente su renuncia a la presidencia desde Japón, probablemente no regrese al país por temor a enfrentar una declaratoria de vacancia de su cargo y acusaciones constitucionales que se cernían sobre él.

Su sorpresivo anuncio desde Tokio, en medio de una grave crisis política que aqueja al Perú, dejó varados e "indignados" a los miembros de su equipo de gobierno, quienes han empezado a admitir que el Mandatario no regresará por temor a ser blanco de denuncias.

"Yo me temo que hay razones de peso para que él considere no venir... me parece que el cambio de fuerzas en el Congreso y temores personales a las acusaciones constitucionales", dijo hoy el jefe del gabinete Federico Salas.

El Primer Ministro dijo creer que Fujimori no retornará aunque éste le ha dicho -según señaló- que iba a postergar su retorno "unos días más".

El Mandatario no ha sido claro con ninguno de sus colaboradores sobre la fecha de su eventual retorno.

El gabinete en pleno decidió renunciar ayer y dejar sus cargos apenas el Congreso acepte la renuncia del gobernante.

Los ministros se quejaron amargamente que Fujimori los haya dejado, en momentos difíciles, ante la enorme responsabilidad de tomar el timón de un barco que se viene hundiendo desde hace dos meses cuando estalló un escándalo de corrupción que involucró al prófugo ex asesor de seguridad Vladimiro Montesinos.

Según críticos de Fujimori, el peligro inminente de verse comprometido en la investigación que se sigue a Montesinos, y la posibilidad de una declaratoria de la vacancia de la presidencia por el Congreso -cuya presidencia recayó el jueves en la oposición- le hicieron ponerse a buen recaudo en la tierra de sus antepasados, y renunciar.

"El Presidente de la república estaba incurso en la causal de incapacidad moral, él seguro ha preferido renunciar antes que declaren la vacancia de la presidencia de la república y tengo la sensación de que él se va a quedar en Japón", comentó hoy a la AP, el jurista Martín Belaúnde, decano del Colegio de Abogados de Lima.

Según el comunicado, emitido en Tokio, que da cuenta de la renuncia presidencial, Fujimori tomó la decisión después de evaluar la nueva correlación de fuerzas en el Congreso.

La presidencia del Congreso, hoy en manos del opositor Valentín Paniagua, impulsó el viernes la restitución de tres ex magistrados del Tribunal Constitucional, destituidos en 1997 por el entonces parlamento de mayoría oficialista, porque se opusieron a una ley que habilitaba al mandatario a postularse a una segunda reelección.

Dicho antecedente, y la existencia de dos pedidos pendientes para declarar la vacancia de la presidencia de la república por incapacidad moral, aparentemente intimidaron a Fujimori.

"Causales hay de sobra para vacarlo en el cargo", afirmó anoche por televisión el congresista opositor Fernando Olivera.

El Congreso había, además, designado recientemente una comisión, de mayoría opositora, para que investigue la fortuna de Montesinos que según el gobierno suizo posee cuentas bancarias por 48 millones de dólares.

"Las últimas revelaciones, toda la red de corrupción montada por el señor Montesinos, irradiaba sobre la imagen, el prestigio del señor Fujimori, porque resultaba muy difícil de creer que él no sabía nada de lo que estaba pasando", dijo Belaúnde.

La salida de Fujimori del país, el lunes pasado, tuvo para muchos la apariencia de una fuga.

Burlando a periodistas, Fujimori partió con rumbo a Brunei para asistir a una cumbre presidencial, sin embargo, antes que ésta concluyera se dirigió a Japón, con el pretexto de gestionar créditos.

Rumores de que Fujimori buscaba asilo en Malasia fueron tajantemente desmentidos la semana pasada por ministros y congresistas de su partido.

Hoy admiten que existían sospechas de la renuncia de Fujimori.

"Lo que se tenía era una sospecha... era algo que no se quería creer", dijo Salas.

La crisis peruana, que lleva 67 días, se originó a causa de la difusión de un vídeo en el que Montesinos aparecía sobornando a un congresista para que se uniera al oficialismo a fin de alcanzar mayoría en el Congreso.

El escándalo obligó a Fujimori a anunciar que convocaría elecciones adelantadas -previstas para el 8 de abril- y entregaría el poder a su sucesor el 28 de julio del 2001, pese a que la oposición pedía su renuncia inmediata.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores