Valentín Paniagua será el nuevo Presidente de Perú

El actual presidente del Congreso de Perú, Valentín Paniagua, será investido Presidente de la República en sustitución de Alberto Fujimori, tras haber aceptado el Parlamento la dimisión del vicepresidente primero, Francisco Tudela.

21 de Noviembre de 2000 | 17:27 | EFE
LIMA.- El actual presidente del Congreso de Perú, Valentín Paniagua, será investido Presidente de la República en sustitución de Alberto Fujimori, tras haber aceptado el Parlamento la dimisión del vicepresidente primero, Francisco Tudela.

El Congreso acordó esta mañana, por amplia mayoría, aceptar la renuncia de Tudela después de que éste se reafirmara en su posición y señalara que si el Parlamento rechazaba su dimisión sería en contra de su voluntad. Tudela expresó además su apoyo a una eventual designación de Paniagua y adelantó que le respaldaría si el Congreso decidiera que asuma la Presidencia del país.

El pasado lunes también renunció a su derecho de asumir la Presidencia el vicepresidente segundo, Ricardo Márquez. En su carta de renuncia, Márquez señaló que de acuerdo con la sucesión constitucional le correspondía asumir la Presidencia, pero prefería renunciar porque se le había propuesto llegar a "acuerdos inaceptables" con la oposición que se negó a precisar.

Paniagua, abogado constitucionalista de 64 años, es un veterano político y actual secretario general del dos veces gobernante partido Acción Popular (AP, populista), que lidera el ex presidente Fernando Belaúnde Terry. Durante el primer gobierno de Belaúnde (1963-1968) fue diputado y ministro de Justicia; y en su segunda administración fue de nuevo congresista, ministro de Educación y presidente de la Cámara de Diputados en el período 1982-1983.

En las elecciones del 9 de abril pasado, AP obtuvo el 1 por ciento de la votación que le proporcionó tres de los 120 escaños que tiene el Parlamento unicameral peruano. Su elección como presidente del Congreso se produjo como consecuencia de la crisis política provocada por los escándalos de corrupción que protagonizó el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos, actualmente prófugo de la Justicia.

La crisis causó la renuncia de varios parlamentarios a la bancada gubernamental Perú 2000, que perdió de esa manera la mayoría absoluta en el Congreso.Los parlamentarios que renunciaron a Perú 2000, señalados por la oposición como personas allegadas a Montesinos, conformaron una bancada parlamentaria nueva que se ha convertido en el "fiel de la balanza" en el momento de las votaciones en el Parlamento.

Con el apoyo de ese grupo, la oposición destituyó a la anterior presidenta del Congreso, Martha Hildebrandt, eligió a Paniagua y restituyó a tres miembros del Tribunal Constitucional que fueron destituidos en 1997 por haberse opuesto a la reelección de Fujimori. La renuncia del presidente se produjo después de que Perú 2000 perdiera la mayoría parlamentaria y de que se recompusiera el Tribunal Constitucional con una mayoría de magistrados opositores al Gobierno.

El presidente dimitió de manera sorpresiva cuando se encontraba en Japón, en una actitud que causó la "indignación" y el desconcierto de los miembros de su gobierno, y que fue considerada por la oposición como una "fuga del país".

La oposición acusó a Fujimori de "haberse fugado" para ocultar una supuesta fortuna ilegal y para librarse del alcance de la Justicia peruana protegido por una presunta ciudadanía japonesa oculta. Las autoridades niponas negaron, sin embargo, que Fujimori fuera ciudadano japonés, y el presidente desmintió que tuviera cuentas bancarias ilegales y millonarias en bancos del exterior.

De acuerdo con el mandato constitucional peruano, una vez confirmada las dimisiones de Ricardo Márquez y Francisco Tudela, el Congreso deberá investir a Paniagua como presidente de la República hasta el 28 de julio próximo. Ese día asumirá el cargo el presidente que salga elegido en las elecciones del 8 de abril del próximo año.

Los comicios debían celebrarse el año 2005, pero fueron adelantados debido a que Fujimori decidió recortar su mandato por considerar que le correspondía asumir la responsabilidad política de un escándalo de corrupción protagonizado por Montesinos.

El 14 de septiembre pasado la televisión emitió un vídeo en el que se veía al ex asesor presidencial entregando dinero en efectivo al congresista Alberto Kouri para que, supuestamente, renunciara a la oposición y se uniera al oficialismo. Posteriormente, en octubre, se descubrió que Montesinos tenía tres cuentas bancarias a su nombre en Suiza con depósitos por 48 millones de dólares de origen ilegal, lo que originó que la justicia ordenase su captura.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores