Fujimori abandonó su hotel y se desconoce su paradero

El ex Presidente peruano se trasladó a un nuevo lugar luego de que la seguridad que lo protegía le fuera retirada y se especula que podría encontrarse en un departamento de propiedad de su cuñado, el embajador peruano en Tokio, Víctor Aritomi.

22 de Noviembre de 2000 | 06:13 | EFE
TOKIO.- El ex Presidente peruano Alberto Fujimori abandonó hoy el hotel de la capital japonesa en el que se hospedaba desde que llegó el pasado viernes, y se desconoce su nuevo paradero.

A media tarde de hoy, funcionarios de la embajada peruana en Tokio comenzaron a cargar en una furgoneta con matrícula diplomática peruana un número indeterminado de cajas de cartón, dos ordenadores y un par de trajes de caballero en bolsas para ser presumiblemente llevados a la legación diplomática en Tokio.

Fuentes diplomáticas peruanas dijeron a EFE que "es de suponer que esta noche Fujimori no la pasara en el hotel", y añadieron que la seguridad que protegía al hasta hoy Mandatario se ha retirado.

Los agentes de paisano de la policía metropolitana fueron retirados a primera hora de la tarde de la planta 14 del hotel, donde se encuentra la suite que ocupaba Fujimori estos días, así como el personal de seguridad del propio hotel, que evitaba el acceso de los periodistas.

El jefe de la Secretaría de Prensa del palacio presidencial peruano, Carlos Orellana, y uno de los dos edecanes de Fujimori que le acompañaban, han regresado hoy en un avión comercial japonés hacia Lima, con escala en Los Angeles.

La dirección del hotel dijo hoy que Fujimori "salió sin que nos hubiéramos dado cuenta", y no especificaron quién abonó la factura del establecimiento, cuya suite costaba 110.000 yenes por noche (unos 1.000 dólares).

Se ignora cuándo salió Fujimori del establecimiento sin que las decenas de periodistas y camarógrafos que estaban apostados en una de las múltiples entradas del hotel -que cuenta con tres edificios en los que hay un millar de habitaciones-, a la espera de escuchar sus declaraciones tras ser despojado por el Congreso peruano de la dignidad presidencial.

Ayer, en sus primeras declaraciones desde que llegó a Tokio, Fujimori anunció que se quedaba indefinidamente en Japón, la patria de sus antecesores, y que no pediría asilo diplomático, figura jurídica que Japón no reconoce.

El embajador peruano en Tokio, Víctor Aritomi, cuñado de Fujimori, es dueño de un departamento en un barrio de la capital nipona desde hace pocos meses, al que podría haberse trasladado el ex Mandatario.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores