Políticos colombianos instan a guerrilla a reanudar la paz

"Instamos a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a reanudar de manera inmediata las negociaciones sobre las cuestiones sustantivas relacionadas con los mecanismos que aseguren la continuidad, seriedad y éxito del proceso", señala un acuerdo suscrito por el Presidente Pastrana y los líderes de las principales fuerzas políticas locales.

22 de Noviembre de 2000 | 22:29 | AFP
BOGOTA.- Un frente político convocado este miércoles por el Presidente colombiano, Andrés Pastrana, llamó a la guerrilla marxista de las FARC a reanudar las negociaciones de paz abiertas con el Gobierno, y estimó necesario alcanzar resultados que brinden credibildiad a ese proceso.

"Instamos a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) a reanudar de manera inmediata las negociaciones sobre las cuestiones sustantivas relacionadas con los mecanismos que aseguren la continuidad, seriedad y éxito del proceso", señala un acuerdo suscrito por Pastrana y los líderes de las principales fuerzas políticas locales.

La declaración indica que "ha llegado el momento de concretar la negociación con las FARC, para evitar 'el diálogo perenne sin precisiones ni resultados', y para que la sociedad colombiana entienda que el proceso avanza, recuperándole confianza".

En ese sentido, el documento subraya que es necesario retomar las negociaciones para llegar a acuerdos concretos en materia económica y política, discutir las propuestas de cese al fuego, la lucha antidrogas y la liberación de los soldados, policías y civiles secuestrados por las FARC.

Asimismo, advierte que, en caso de ser necesaria una prórroga del período legal de la zona desmilitarizada del sur del país, escenario del diálogo y bajo control rebelde desde hace dos años, debe asegurarse que cumpla con los fines para los cuales fue creada.

"En caso de ser necesaria la prórroga de la zona de distensión (de 42.000 km2), debe asegurarse que cumpla los fines precisos para los que fue reglamentada por la ley, es decir, para que sin riesgo de las partes se pueda negociar en calma y tranquilidad", señala el texto.

Pastrana y los políticos que firmaron el acuerdo también ratificaron su "convicción" de combatir a los paramilitares de extrema derecha y condenaron las acciones de estos grupos, que, dijeron, "contribuyen a degradar el conflicto armado". Al mismo tiempo, los jefes de las formaciones políticas, entre ellos el líder del opositor partido Liberal, Horacio Serpa, instaron al Gobierno a "fortalecer la lucha decidida que en contra de esa manifestación de violencia adelantan todas las instituciones del Estado".

Las FARC, la mayor guerrilla del país con unos 12.000 efectivos, declararon congeladas las negociaciones de paz el pasado 14 de noviembre, alegando que el Gobierno de Pastrana no combate exitosamente a los paramilitares.

Igualmente, el grupo marxista acusó al Gobierno de haberle otorgado interlocución política a esos grupos al permitir que el ministro del Interior, Humberto de la Calle, se reuniera con el fugitivo jefe paramilitar Carlos Castaño, para conseguir la liberación de siete congresistas secuestrados por orden de éste. Los rebeldes condicionaron su retorno a la mesa de diálogo a que el Gobierno aclare su posición ante el paramilitarismo y "desarrolle políticas para liquidarlo".

El acuerdo suscrito este miércoles fue interpretado por diversos sectores como la respuesta del Ejecutivo a la postura de las FARC frente al proceso de paz, abierto en enero de 1999.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores