Ataque israelí deja un muerto

Los nuevos incidentes se dan a pesar del reciente llamado de la secretaria norteamericana de Estado, Madeleine Albright, a las partes para que pongan fin al ciclo de violencia.

23 de Noviembre de 2000 | 10:36 | AP
JERUSALEN.- Un cohete israelí provocó la muerte de un activista palestino en Cisjordania, mientras que una bomba estalló en la oficina de relaciones israelí-palestinas en la Franja de Gaza. Los primeros informes indican que un israelí y varios palestinos resultaron heridos a raíz de la explosión.

Los nuevos incidentes se dan a pesar del reciente llamado de la secretaria norteamericana de Estado, Madeleine Albright, a las partes para que pongan fin al ciclo de violencia.

El palestino que murió en la ciudad cisjordana de Naplusa fue identificado como Ibrahim Bani Odeh, activista del grupo militante islámico Hamas.

Bani Odeh había estado preso durante tres años en una cárcel palestino pues se sospechaba que fabricaba bombas, pero fue liberado el mes pasado, durante un ataque israelí en Cisjordania, junto con docenas de otros prisioneros pertenecientes a Hamas.

Hoy, Bani Odeh manejaba por el centro de Naplusa cuando su automóvil fue alcanzado por un cohete y murió instantáneamente.

El ejército israelí no confirmó inmediatamente sobre el ataque.

No se sabe si el ataque fue ordenado en represalia por el atentado ayer contra un autobús en la ciudad de Hadera, situada a unos 50 kilómetros al norte de Tel Aviv.

Dos israelíes murieron y hubo más de 60 lesionados en la explosión que muchos atribuyen al grupo Jihad Islámico, una facción hermana, y más pequeña, de Hamas.

También hoy, una granada o un mortero estalló en el interior de la oficina de relaciones israelí-palestinas cerca del asentamiento judío de Newe Dekalim, en Gaza.

El artefacto estalló en el llamado salón de cooperación, donde funcionarios de ambas partes planeaban reunirse.

Un vocero de los colonos Yehoshua Mor-Yosef dijo que un israelí murió, pero no se conoció una confirmación oficial. Según informes radiales, varios palestinos resultaron heridos en el lugar.

"El salón de cooperación era donde ellos (israelíes y palestinos) se sentarían no junto a otro, y aunque no hubiese cooperación, conversarían y beberían café juntos", dijo un vocero del ejército israelí, el mayor Yarden Vatikay.

También hoy 14 palestinos resultaron heridos en enfrentamientos armados con soldados israelíes en Gaza. El ejército dijo que un palestino murió en el enfrentamiento, pero los médicos palestinos no confirmaron el deceso.

El Primer Ministro israelí Ehud Barak advirtió que Israel perseguirá a los militantes palestinos que llevaron a cabo ayer el atentado contra el autobús, pero que Israel no se dejará arrastrar a una "guerra".

La explosión, que las autoridades atribuyen al Jihad o Guerra Santa Islámica, marcó una nueva etapa, señalando que luego de dos meses, la lucha entre israelíes y palestinos ha llegado a ciudades israelíes. La policía ha dicho que espera otros atentados.

Barak es el blanco de intensas presiones por parte de sectores derechistas, que le piden mano dura contra los palestinos. Pero el primer ministro, ex jefe del estado mayor del ejército, y el soldado más condecorado de Israel, ha dicho que esas exigencias demagógicas y que no existen fórmulas mágicas para acabar con la violencia.

Hoy, durante una visita a algunos de los heridos en el hospital Hillel Yaffe de Hadera, Barak dijo que la respuesta israelí tendrá mesura. "Perseguiremos a los terroristas" dijo, "pero haremos todo lo que está a nuestro alcance para asegurarnos que no haya una guerra superflua".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores