Ministro de Economía argentino reconoce gravedad de situación financiera

José Luis Machinea indicó que el riesgo de caer en cesación de pagos "no desapareció, porque la situación argentina sigue siendo grave". Además, el titular de Economía aseguró que el plan de convertibilidad continuará "por muchísimos años, hasta donde la imaginación llega", y pronosticó que cuando se concrete la ayuda financiera del Fondo Monetario Internacional (FMI) "se va a derrumbar el riesgo país de la Argentina".

23 de Noviembre de 2000 | 17:33 | DPA
BUENOS AIRES.- El ministro argentino de Economía, José Luis Machinea, reconoció este jueves que la situación económica del país "sigue siendo grave" y estimó que por el momento no hay perspectivas de que decrezca el nivel de desempleo (que asciende a 15,4 por ciento) ni que aumenten los salarios de los trabajadores, aunque auguró que no habrá más reducciones de sueldos.

Asimismo, en declaraciones radiales que recogió la agencia noticiosa DyN, el ministro indicó que el riesgo de caer en cesación de pagos "no desapareció, porque la situación argentina sigue siendo grave". Por otra parte, Machinea aseguró que el plan de convertibilidad -que ata uno a uno el peso al dólar- continuará "por muchísimos años, hasta donde la imaginación llega", y pronosticó que cuando se concrete la ayuda financiera del Fondo Monetario Internacional (FMI) "se va a derrumbar el riesgo país de la Argentina".

El ministro también afirmó que "en los próximos meses comienzan a bajar los impuestos", y pronosticó que "la reactivación llegará en el primer trimestre de 2001". En tanto, el director ejecutivo del FMI, Stanley Fischer, dijo en una entrevista telefónica publicada hoy por el diario "La Nación" que sólo cuando se pongan en marcha las medidas económicas anunciadas hace casi dos semanas por el Presidente argentino, Fernando de la Rúa, desparecerá el riesgo de default del país.

Fischer recalcó en su reportaje telefónico al matutino que las bases sobre las que el FMI está negociando el programa de ayuda financiera de 20 mil millones de dólares son los anuncios del presidente argentino, que incluyen un pacto fiscal entre la nación y las provincias para congelar durante cinco años el gasto público, una reforma previsional para eliminar el sistema jubilatorio estatal, la desregulación de obras sociales y diversas medidas impositivas.

De todas las medidas anunciadas por De la Rúa, sólo se ha producido la firma del pacto fiscal con las provincias. Dicho acuerdo deberá ahora ser aprobado por el Congreso.

En cuanto a la reforma previsional, según la cual se eliminará el sistema estatal de jubilaciones y se aumentará gradualmente la edad jubilatoria de la mujer de 60 a 65 años, el gobierno aún no ha decidido si enviará un proyecto de ley al Congreso o si pondrá en marcha la norma a través de un decreto presidencial.

Precisamente para protestar contra al reforma previsional, la Confederación General del Trabajo (CGT) convocó a un paro de 24 horas que comenzará esta medianoche. De esa forma, la central obrera adherirá al paro nacional de 36 horas que se desarrolla desde este mediodía, convocada por el ala combativa de la CGT y por la Central de Trabajadores Arentinos (CTA) para repudiar el modelo económico y reclamar contra el desempleo, la pobreza y el pago de la deuda externa.

En tanto, el jefe de asesores del Ministerio de Economía, Pablo Gerchunoff, envió hoy un mensaje a la ciudadanía al advertir que si la Argentina no paga su deuda "las jubilaciones no serán de 400 dólares, sino de 50, los salarios bajarán y el desempleo trepará al 30 por ciento".

Asimismo, Gerchunoff remarcó que el blindaje financiero que el FMI otorgará a la Argentina, es en respuesta al "programa económico del gobierno". También destacó la firma del compromiso fiscal federal entre la nación y las provincias, pero señaló que "es preciso avanzar con otras iniciativas del programa", en alusión a la reforma previsional, la desregulación de las obras sociales, y el presupuesto para el año que viene.

El funcionario indicó que "en los últimos días hubo un manto de dudas sobre la capacidad de la Argentina de pagar su deuda. Estamos mostrando una decisión contundente de que la Argentina va a honrar su deuda, va a pagarla". El gobierno que encabeza De la Rúa ha enfrentado serias turbulencias financieras en las últimas semanas. La situación se vio agravada por las protestas sociales que se registraron en diversos puntos del país, en reclamo de trabajo y asistencia social.

A partir de hoy y hasta mañana a la medianoche, el gobierno de De la Rúa enfrenta su tercer paro general. El primero tuvo lugar el 5 de mayo pasado, en protesta por el ajuste del gasto público y el segundo fue el 9 de junio, en contra de la rebaja salarial impuesta a trabajadores estatales.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores