Medio Oriente: Abdalá y Mubarak coordinan esfuerzos para poner fin a violencia

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el rey Abdala de Jordania, los principales mediadores árabes en el proceso de paz, evaluaron hoy de la situación en Oriente Medio y analizaron los contactos para poner fin a la violencia entre palestinos e israelíes, informaron fuentes egipcias.

26 de Noviembre de 2000 | 12:35 | EFE
EL CAIRO.- El presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el rey Abdala de Jordania, los principales mediadores árabes en el proceso de paz, evaluaron hoy de la situación en Oriente Medio y analizaron los contactos para poner fin a la violencia entre palestinos e israelíes, informaron fuentes egipcias.

La reunión de Mubarak y Abdala, que se produce pocos días después de que los dos líderes decidieran dejar a sus embajadores fuera de Israel, se enmarca dentro de una intenta actividad diplomática para calmar la situación y encontrar la manera de reanudar el proceso de paz.

Abdala, que realizó hoy una breve visita a El Cairo, se entrevistó con Mubarak durante casi dos horas, después de que el mandatario egipcio recibiera al general Dani Yatom, el jefe del Gabinete de Asuntos Políticos y de Seguridad del primer ministro israelí, Ehud Barak, quien le entregó un mensaje de éste.

Yatom, que no hizo ninguna declaración tras la entrevista, recogió otro mensaje de Mubarak al jefe del Gobierno israelí, según dijo Osama el Baz, el principal asesor político del presidente egipcio.

La visita del emisario israelí es vista por comentaristas en la zona como un signo del deseo de Egipto e Israel de mantener los contactos pese a la decisión de Mubarak de llamar a consultas al embajador egipcio en Tel Aviv en protesta por "las agresiones israelíes a los palestinos".

El rey Abdala, quien se reunió el sábado con Arafat en Amán, no hizo declaraciones antes de regresar a su país, mientras que el ministro jordano de Asuntos Exteriores, Abdul Ilah al Jatib, se limitó a decir que la visita del monarca "forma parte de la permanente coordinación y consultas con el presidente Mubarak".

El objetivo, según declaró Jatib a la agencia de noticias egipcia (MENA), "es intensificar los esfuerzos para detener los ataques israelíes contra los palestinos y tratar los medios para apoyar a éstos".

"Egipto y Jordania están preocupados por lo que está sucediendo en los territorios palestinos, y están dispuestos a hacer más esfuerzos en apoyo del pueblo palestino", añadió el jefe de la diplomacia jordana.

Más de 270 personas, la mayor parte palestinos, han muerto desde el inicio de la "intifada" (levantamiento popular) palestina el pasado 28 de septiembre, tras la visita del líder derechista israelí Ariel Sharon a la explanada de las mezquitas, en el sector árabe de Jerusalén.

Egipto, que firmó la paz con Israel en 1979, decidió el martes pasado llamar a consultas a su embajador en Israel mientras que Jordania, que tiene relaciones diplomáticas plenas con el Estado judío desde los acuerdos de paz de 1994, decidió el miércoles no enviar su nuevo embajador a Tel Aviv por razones similares.

El líder palestino, Yaser Arafat, quien se reunió ayer también con Mubarak, manifestó el sábado en Amán su esperanza en que los esfuerzos diplomáticos árabes e internacionales "tengan resultados positivos para acabar con las agresiones israelíes".

Según fuentes egipcias, las conversaciones de Mubarak y Abdala abordaron también los últimos esfuerzos desplegados por el presidente ruso, Vladimir Putin, para calmar la situación en la zona.

Arafat se reunió el viernes con Putin en Rusia, desde donde mantuvo una conversación telefónica con el primer ministro israelí, Ehud Barak, con quien acordó reanudar la cooperación entre los organismos de seguridad palestinos e israelíes.

El líder palestino negó, sin embargo, que Moscú haya propuesto una iniciativa de paz para Oriente Medio, en alusión a las informaciones que indicaban que Putin buscaba los medios para conseguir que los israelíes y los palestinos vuelvan a la mesa de negociaciones.

Rusia patrocinó, junto a EEUU, la Conferencia de Paz, celebrada en 1991 en Madrid, donde nació el proceso de paz para Oriente Medio.

Varios países y grupos políticos árabes han hecho llamamientos para que la Unión Europea (UE) y Rusia desempeñen un papel activo en el proceso de paz, tras acusar a EE.UU. de "parcialidad" a favor de Israel.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores