La extrema derecha rumana irá a segunda vuelta electoral

El próximo 10 de diciembre se realizará la segunda vuelta entre el ex Presidente Ion Illiescu "neocomunista" y Corneliu Vadim Tudor del partido Romania Mare de extrema derecha.

27 de Noviembre de 2000 | 23:46 | Agencias
BUCAREST.- El veterano ex Presidente de Rumania Ion Illiescu, "neocomunista", tendrá que concurrir a una seguna vuelta electoral el 10 de diciembre para ratificar su elección como nuevo jefe del gobierno rumano, según se informó hoy.

En la ocasión se enfrentará al candidato del enemigo público número uno de Europa: la extrema derecha, liderada en este país por el senador Corneliu Vadim Tudor y su Partido Romania Mare (Prm).

La amenaza derechista se convirtió ayer domingo en una realidad al forzar una nueva ronda electoral con el 27,5% de los votos frente a los 36,1 puntos logrados en la elección presidencial por el Partido de la Democracia Social (Pdsr) de Illiescu.

Tudor -nuevo referente de la amenaza europea focalizada hasta ahora en el austriaco Joerg Haider- reconoció que los votos conseguidos en las elecciones presidenciales y parlamentarias de ayer domingo superaron sus expectativas.

Según los analistas, la baja participación electoral -del 44% en relación con el 57% de las elecciones de 1996- facilitó el avance de la extrema derecha, cuyo electorado es "estable y disciplinado".

"Si se reduce la participación, se corre el riesgo de que ganen las colectividades con un electorado fanático", había advertido el candidato liberal Theodor Stolojan.

El mensaje del candidato magyar (de origen hungaro), Gyorgy Frunda, fue aún más claro: "El nombre del vencedor no es importante, pero es vital que Vadim Tudor no sea elegido Presidente".

La prensa de Bucarest señaló el "peligro mortal del extremismo" y "las numerosas mentiras" de Tudor, quien dijo hace poco que "el país sólo puede ser dirigido con metralletas".

En medio del temor de disturbios vinculados a la transición hacia una economía de mercado, la realidad se observa poco auspiciosa para los objetivos de integración y crecimiento.

Rumania registra una inflación de 40 puntos, 10% de desempleo, dos tercios de la economía en manos estatales y sigue avanzando en la dirección contraria a la exigida para conseguir la credencial de socio de la Unión Europea.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores