Casa Blanca proporcionará informes de inteligencia a equipo de Bush

El secretario presidencial John Podesta dijo que el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Samuel Berger, se pondrá en contacto con el equipo de Bush para programar las sesiones, en las que expertos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) normalmente informan a un presidente electo.

28 de Noviembre de 2000 | 13:43 | Reuters
WASHINGTON.- La Casa Blanca dijo este martes que comenzará a proporcionar al equipo de George W. Bush informes diarios sobre temas de inteligencia y seguridad, a fin de garantizar una transición fluida en caso de que sea ratificado como Presidente electo de Estados Unidos.

El secretario presidencial John Podesta dijo que el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Samuel Berger, se pondrá en contacto con el equipo de Bush para programar las sesiones, en las que expertos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) normalmente informan a un presidente electo. "Queremos garantizar que el gobernador Bush tenga información actualizada de seguridad, de inteligencia", dijo Podesta, uno de los más cercanos asesores del Presidente Bill Clinton, en una entrevista con CNN.

La oferta de informar al republicano Bush, gobernador del estado de Texas, fue en respuesta a una sugerencia del vicepresidente Al Gore, quien fue su rival demócrata en las elecciones del 7 de noviembre, dijo Podesta. El vicepresidente ha montado un desafío legal a la decisión de las autoridades de la Florida, el domingo, de conferir a Bush el triunfo en ese estado y sus decisivos 25 votos en el Colegio Electoral, lo que le aseguraría ganar la presidencia.

Gore ya tiene acceso a las informaciones diarias de seguridad e inteligencia, como miembro del gobierno de Clinton en su calidad de vicepresidente, dijo Podesta. "Queremos ser útiles a ambas partes (...) de manera que el nuevo gobierno pueda asumir sus labores de una vez", dijo Podesta.

El lunes por la noche, el funcionario discutió arreglos provisionales sobre la transición con Andrew Card, a quien Bush designó su secretario de la Presidencia. Entre otras cosas, Podesta ofreció asistencia del Departamento de Justicia para la verificación de antecedentes de los seleccionados por Bush para cargos en el gabinete y otros puestos gubernamentales, que requerirán de autorización de seguridad una vez en sus empleos.

Card dijo que había sostenido una "buena" conversación con Podesta. En una entrevista con el programa Good Morning America, de la cadena de televisión ABC, Card dijo que sería "irrensable" por parte de Bush no iniciar sus esfuerzos para la transición, en vista de las responsabilidades que debe asumir cuando eventualmente jure como nuevo presidente el 20 de enero.

Podesta defendió la decisión de la Administración General de Servicios, que desembolsa los 5,3 millones de dólares asignados para el gobierno entrante y el espacio temporal de oficinas en la capital, de no tomar medida alguna hasta que no haya un "claro" ganador. Tanto Bush como Gore tienen pendientes sus respectivos desafíos legales producto del disputado recuento de votos emitidos en la Florida en las elecciones del martes 7.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores