Presidente Zedillo se despide sin grandes celebraciones

"Gracias al esfuerzo que hemos desplegado todos con mucha energía en estos años, nuestra casa, esta casa que es de todos los mexicanos, está en orden y sus habitantes pueden mirar con esperanza y seguridad hacia el futuro", dijo el Presidente mexicano, Ernesto Zedillo, a dos días de cesar en su cargo y entregar el poder al derechista Vicente Fox.

29 de Noviembre de 2000 | 13:42 | AP
MEXICO.- El Presidente Ernesto Zedillo termina su función de seis años sin grandes despedidas ni eventos espectaculares, pero con la confianza de dejar "la casa en orden". "Gracias al esfuerzo que hemos desplegado todos con mucha energía en estos años, nuestra casa, esta casa que es de todos los mexicanos, está en orden y sus habitantes pueden mirar con esperanza y seguridad hacia el futuro", dijo Zedillo en su última gira por el interior del país.

En su visita al estado oriental de Colima rompió con el protocolo y besó en público a su esposa en la boca. El término de su gobierno será sin grandes despliegues, como fueron sus actividades, a tal grado que algunos medios llegaron a calificarlo de ser un personaje gris.

Zedillo, un economista de 48 años, llegó a la presidencia casi de manera accidental después que el candidato del partido gobernante, Luis Donaldo Colosio, fue asesinado.

El Presidente se despide del cargo con el rechazo de sus correligionarios del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que lo culpan de la pérdida de la presidencia en las elecciones de julio, después de 71 años en el poder, por apoyar a la corriente con menos experiencia política dentro del partido.

Se recordará a Zedillo como el gobernante que enfrentó la crisis económica más acuciante de los últimos años, desatada por una devaluación en 1994. También porque entregará el cargo a un candidato de oposición: Vicente Fox, del Partido Acción Nacional.

Siempre muy criticado y poco afecto a ocupar las primeras planas de los diarios, e incluso considerado como impopular a lo largo de su gobierno, Zedillo concluye su labor con la aprobación de 7 de 10 mexicanos, según una encuesta del diario Reforma publicada a cuatro días de concluir su mandato.

La emoción de Zedillo quedó en evidencia en la entrega de reconocimientos a los 75 deportistas del milenio, que fueron elegidos a partir de una encuesta realizada por medios de comunicación, entre los que se contaban el boxeador Julio César Chávez, el futbolista Hugo Sánchez y el beisbolista Fernando Valenzuela. "En lo personal, muchos de ustedes en alguna etapa de mi vida han sido un ejemplo", dijo con voz entrecortada el Mandatario durante una ceremonia efectuada anoche en la residencia presidencial.

Posteriormente, Zedillo cenó en el Palacio Nacional con su gabinete en pleno, en un encuentro totalmente privado, pues no permitió el acceso ni siquiera del equipo de prensa de la presidencia. Este jueves, el último día de su gobierno, cenará en la residencia oficial de Los Pinos con los representantes de diferentes gobiernos del mundo que asistirán a la ceremonia del traspaso presidencial.

El Mandatario saliente, su esposa y sus cinco hijos ya salieron de Los Pinos hacia su nuevo hogar, en una de las zonas residenciales más lujosas en el sur de la ciudad. Economista de profesión, quien formó parte de los gabinetes anteriores, dijo que no volverá a dedicarse a la política. Pero impartirá cátedra en el Centro de Investigación y Docencia Económica, después de tomarse dos meses de vacaciones.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores