Videla y Massera podrían volver a la cárcel por violar reclusión domiciliaria

Un periodista y un fotógrafo ratificaron este jueves ante la juez federal María Servini de Cubría que Massera fue sorprendido fuera de los limites de una lujosa quinta en las afueras de Buenos Aires, hacia donde se le permitió ir por razones de salud.

30 de Noviembre de 2000 | 17:43 | AP
BUENOS AIRES.- Los ex jerarcas aregentinos Jorge Videla y Emilio Massera podrían volver a una cárcel común si la justicia comprueba que violan el arresto domiciliario impuesto, dijeron este jueves fuentes judiciales.

Los informantes dijeron que Massera fue citado para mañana por el juez federal Claudio Bonadío a dar explicaciones por qué habría violado el beneficio del arresto domiciliario impuesto en noviembre de 1998. Un periodista y un fotógrafo ratificaron este jueves ante la juez federal María Servini de Cubría que Massera fue sorprendido fuera de los limites de una lujosa quinta en las afueras de Buenos Aires, hacia donde se le permitió ir por razones de salud. Fotos de Massera fueron publicadas por la revista Veintitrés.

Fuentes judiciales, que pidieron no ser identificadas, dijeron que Massera podría volver a una cárcel común como al principio cuando fue detenido bajo cargos de secuestro de niños nacidos en centros clandestinos de detención. Lo mismo, añadieron, le podría ser aplicado a Videla que, según organismos de derechos humanos, también sale de su domicilio en el centro de esta ciudad.

Massera fue trasladado anoche a su apartamento de esta ciudad desde la casa quinta de General Pacheco donde fue sorprendido por los periodistas después de ser advertidos por "HIJOS", una organización de derechos humanos. Hebe de Bonafini, titular del sector más radicalizado de las Madres de Plaza de Mayo, dijo que "Videla sale todas las veces que quiere de su casa en un auto con vidrios polarizados y vuelve en otro auto, e incluso va a comer a un restaurante".

El Presidente Fernando de la Rúa "no puede pasar por alto estas cosas, no puede ignorarlas y no puede permitirlas", dijo por su parte, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto. "Ahora la justicia tiene toda la posibilidad y pruebas de recomponer esta situación y volverlos a una celda", añadió.

Videla, junto con una decena de ex jerarcas del régimen de facto que imperó entre 1976 y 1983, está procesado por la justicia federal, que lo acusa de responsabilidad en el apoderamiento y cambio de identidad de niños nacidos durante el cautiverio de sus madres, luego asesinadas. Debido a que casi todos ellos son mayores de 70 años, se les permite cumplir sus detenciones en sus domicilios.

Servini de Cubría ordenó ayer que Massera, ex jefe de la marina, fuese trasladado a su apartamento céntrico, cuando se comprobó que sin autorización se encontraba en una casa de campo en las afueras de la capital y que salía a caminar libremente todas las mañanas. "Hace rato que venimos denunciando que los dictadores que están presos hacen lo que quieren, como Videla y Massera", dijo Bonafini.

Tanto Videla como Massera fueron condenados a prisión perpetua en 1985 por graves violaciones a los derechos humanos. Pero el ex presidente Carlos Menem los indultó cinco en 1990 tras la firma de la "ley de obediencia debida". Sin embargo, el apoderamiento de niños no estaba contemplado en dos leyes exculpatorias que dictó el Congreso en 1987 y 1988, por lo que más de una docena de militares fueron procesados por aquel delito.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores