Subcomandante Marcos buscará la paz en México

En respuesta a los ofrecimientos del nuevo presidente Vicente Fox, el enmascarado líder de la guerrilla zapatista anunció ayer que en febrero viajará a la ciudad de México para promover un proyecto de ley de los derechos indios que Fox prometió presentar el martes próximo.

03 de Diciembre de 2000 | 16:49 | AP
LA REALIDAD, México.- La primera vez que emergió de la jungla fue para iniciar una guerra que estremeció México hasta sus cimientos y colocó los derechos indígenas en lo más alto de la agenda nacional.

Ahora, el subcomandante Marcos dice que está listo para salir otra vez, pero para buscar un acuerdo que eleve esos derechos a la Constitución de México.

En respuesta a los ofrecimientos del nuevo presidente Vicente Fox, el enmascarado líder de la guerrilla zapatista anunció ayer que en febrero viajará a la ciudad de México para promover un proyecto de ley de los derechos indios que Fox prometió presentar el martes próximo.

"Vamos a ir pase lo que pase", indicó Marcos en una conferencia de prensa celebrada ayer en esta aldea en la jungla que funge como una especie de capital rebelde.

Aunque la decisión representa un triunfo rápido para Fox en su primer día completo como presidente, aún quedan profundas dificultades.

Los zapatistas demandaron un mayor repliegue de las tropas en el estado antes de reanudar las conversaciones; Fox no tiene el poder de mandatarios anteriores para obtener la aprobación de un proyecto de ley en el Congreso, y dicho programa es sólo uno de los varios pasos necesarios en el camino hacia la paz.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional salió de la jungla el 1 de enero de 1994 como una fuerza rebelde abrumadoramente indígena, que capturó por poco tiempo seis pueblos chiapanecos.

Un cese al fuego entró en vigor apenas 12 días después, luego de más de 145 muertes.

Pero las conversaciones de paz iniciadas se estancaron mas tarde y la violencia de baja intensidad y la inestabilidad se han enseñoreado en Chiapas, donde se registran frecuentes enfrentamientos entre facciones a favor y en contra de los rebeldes.

Marcos indicó que el repliegue de las tropas ordenado por Fox no modifica el número de soldados que se encuentran en la llamada zona de conflicto, aunque el ejército zapatista lo considera un "indicio de disposición" hacia mejores compromisos.

"Si elige la vía del diálogo sincero, serio y respetuoso, tenga la seguridad de que tendrá una respuesta positiva de los zapatistas. Así podrá reiniciarse el diálogo y, pronto, empezará a construirse la paz verdadera", indicó Marcos en un comunicado dirigido al presidente Fox.

El subcomandante ha realizado varios viajes fuera de la selva a ciudades de Chiapas para participar en negociaciones con el gobierno, pero nunca ha salido abiertamente del estado desde el inicio de la rebelión.

Indicó que, de lograrse la paz, los zapatistas se transformarán en una organización política, pero no un partido.

En febrero de 1996 se llegó a un acuerdo con los zapatistas, y legisladores hicieron un proyecto para plasmarlo en las leyes. Pero el entonces presidente Ernesto Zedillo lo rechazó, argumentando que amenazaba la soberanía de México sobre su tierra y sus recursos.

La llegada de Fox al poder el 1 de diciembre, que puso fin a 71 años de régimen unipartidista en México, parecía en sí misma una respuesta a las demandas zapatistas de una mayor democracia en México.

Pero en el comunicado, Marcos advirtió que, "no debe haber duda, nosotros somos sus contrarios".

No obstante, agregó que "lo que estará en juego es si esa oposición se da por canales civiles y pacíficos, o si debemos continuar alzados en armas y con el rostro cubierto hasta conseguir lo que buscamos, que no es otra cosa, señor Fox, que democracia, libertad y justicia para todos los mexicanos".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores