A reflotar el gobierno: Premier japonés presenta nuevo gabinete

Enfrentando momentos económicos aún difíciles y continuas bajas en su popularidad, Yoshiro Mori presentó a su nuevo equipo ministerial. De los 22 secretarios de estado que había anteriormente, ahora se han nombrado un máximo de 17, al combinar algunas de las carteras anteriores.

TOKIO.- El Primer Ministro del Japón nombró este martes a su nuevo gabinete, en el que conjugó a un grupo de personalidades que busca unificar las facciones de su partido político e infundir vida a una administración que algunos ven como algo vergonzoso.

Para fortalecer su base de poder, la cual se erosionaba rápidamente, el Primer Ministro Yoshiro Mori ofreció puestos preponderantes en su gabinete a dos influyentes ex primeros ministros: Kiichi Miyazawa y Ryutaro Hashimoto.

Este nuevo gabinete no presagia grandes cambios en el escenario político del Japón. Al subrayar la necesidad de tener continuidad, Mori ratificó a varios ministros en sus cargos anteriores y nombró al gabinete exclusivamente a políticos integrantes de la coalición gobernante de tres partidos.

Aún existen dudas de si este nuevo gabinete podrá eliminar la preocupación sobre la capacidad de Mori de gobernar al país. El Premier nipón enfrenta grandes retos, como el revivir la todavía endeble economía, impulsar un plan de reestructuración gubernamental que deberá efectuarse el mes próximo y la cercanía de elecciones parlamentarias.

Tras la renuncia masiva de su gabinete durante la mañana, una formalidad esperada, Mori tuvo la difícil labor de integrar su equipo ministerial que dejara satisfechas a las facciones rivales al interior de su partido, el Demócrata Liberal, y a un público decepcionado con su actuación desde que asumió el cargo en abril.

Al tener tanto a Miyazawa como a Hashimoto en su gabinete, esta será la primera ocasión en la historia del Japón en que dos ex primeros ministros trabajen simultáneamente como miembros del gabinete, una situación que podría llevar a una pugna por el poder. Sin embargo, la presencia de Hashimoto, un político poderoso que controla la facción más grande del gobernante Partido Democrático Liberal, podría darle a la administración de Mori un renovado sentido de legitimidad además de la influencia que necesita para lograr la aprobación de leyes cruciales en el parlamento.

El nuevo gabiente incluye a algunos rostros conocidos, como Yohei Kono, que permaneció como ministro del Exterior; y Chikage Ogi, que conservó su cargo como ministro de Construcción. Masahiko Komura, un ex canciller, encabezará al Ministerio de Justicia. No obstante, Mori sí hizo algunos cambios, entre ellos el de nombrar a Hashimoto para que encabece la oficina de asuntos de Okinawa y la reforma gubernamental, con lo que espera que pueda apuntalar su debilitada administración.

Algunas encuestas de opinión colocan el apoyo al gobierno de Mori por debajo del 20 por ciento, además de haber sobrevivido hace poco a una rebelión al interior de su partido al superar una medida de desconfianza hace dos semanas.

El nuevo gabinete del Premier puede esperar momentos difíciles en los próximos meses. En algunas cifras que fueron dadas a conocer este lunes se calcula que aunque la economía japonesa está en expansión, aún no se ha recuperado de su peor recesión de las últimas décadas. Existen preocupaciones en el sentido de que Mori, cuyo apoyo dentro de su partido es débil, no podrá impulsar ninguna medida económica difícil.

Algunos observadores del mercado reaccionaron con escepticismo a la renuncia del gabinete. El índice accionario Nikkei, el principal barómetro del mercado de valores de Japón, se encuentra a sus niveles más bajos de los últimos dos años desde que Mori asumió el cargo de Primer Ministro en abril.

El mercado permaneció débil este lunes, al perder 259,68 puntos al cierre de las operaciones del día. "Al no existir indicios de que va a haber cambios en lo futuro, el mercado no tiene esperanzas de mejorar", señaló el analista Akihiro Niinomi, del Banco Tokai de Tokio.

El nuevo gabinete también deberá enfrentar una nueva estructura burocrática más delgada, y diseñada para hacer al gobierno japonés menos lento y más efectivo a las necesidades del país. Para reflejar esas reformas a la burocracia, Mori nombró un gabinete más pequeño. De los 22 ministros que había anteriormente, ahora se han nombrado un máximo de 17, al combinar algunas de las carteras anteriores y se crearon asimismo otros nuevos cargos.
AP
Martes, 5 de Diciembre de 2000, 06:13
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion