Serios disturbios ensombrecieron cumbre de la UE

Activistas contra la mundialización de varios países europeos y nacionalistas vascos y corsos se enfrentaron a la policía en las calles de Niza, mientras en el Palacio de la Acrópolis los 15 jefes de Estado y de gobierno de la UE se reunían con los países candidatos a la adhesión.

07 de Diciembre de 2000 | 08:00 | AFP
NIZA.- Violentas protestas de activistas contra la globalización ensombrecieron el inicio de una importante cumbre de la Unión Europea (UE), dirigida a preparar al bloque de 15 países para la inclusión de una docena de nuevos miembros.

Nubes de humo llenaban el aire en las afueras de la sede de la cumbre, donde policías antimotines mantenían a raya a los manifestantes con gases lacrimógenos y granadas de aturdimiento. Varios líderes de los países candidatos a integrar la Unión Europea salieron de sus autos tosiendo y enjuagándose los ojos, mientras se dirigían a la reunión.

Los manifestantes, unos 4.000 según la policía, recorrieron las calles cercanas a la sede haciendo estragos, prendieron fuego a un banco, lanzaron piedras y pintaron muros con consignas revolucionarias. "Queremos bloquear la cumbre", dijo un manifestante enmascarado. "Europa no es una mercancía".

Funcionarios del balneario en la Riviera francesa dijeron que unos 20 policías resultaron levemente heridos y siete manifestantes fueron detenidos. Una decena de personas también resultaron lesionadas en el fronterizo pueblo italiano de Ventimiglia, donde aproximadamente 1.000 activistas se enfrentaron con la policía cuando trataron de marchar ante el consulado francés, después que les fuera negada la entrada a ese país.

El Presidente francés Jacques Chirac, quien preside la cumbre, condenó los actos de violencia por parte de grupos de revolucionarios, anarquistas y activistas políticos y la calificó de "un mal servicio a la democracia. Esos actos son radicalmente contrarios a las tradiciones democráticas de todos los países europeos", dijo Chirac.

"Van contra los principios que vamos a proclamar hoy con vigor adoptando la Carta de los Derechos Fundamentales", agregó en conferencia de prensa. El documento de 53 artículos, respaldado por la cumbre el jueves, es una reafirmación de las libertad políticas, económicas y religiosas básicas.

Aunque carece de fuerza legal, partidarios de una Europa más integrada dicen que es el embrión de una Constitución europea. Cerca de 60.000 sindicalistas de toda Europa marcharon pacíficamente en Niza el miércoles para protestar en contra de la Carta, que consideran no asegura suficientemente los derechos sociales.

El respaldo de la Carta fue el primer acto formal de la cumbre. Un fracaso en la aprobación de las reformas para expandir la UE podría demorar los preparativos para el ingreso en la próxima década de 10 países ex comunistas del este y del centro de Europa, entre ellos Chipre, Malta y Turquía.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores