10 muertos en nueva jornada de violencia en Medio Oriente

Siete palestinos y tres israelíes murieron este viernes en diferentes enfrentamientos en los territorios, en el primero de los dos "días de ira" proclamados por trece organizaciones palestinas, entre ellas los movimientos islamistas Hamas y Jihad islámico.

JERUSALEN.- Siete palestinos y tres israelíes murieron este viernes en diferentes enfrentamientos en los territorios, en el primero de los dos "días de ira" proclamados por trece organizaciones palestinas, entre ellas los movimientos islamistas Hamas y Jihad islámico.

Se trata del día más sangriento desde el 6 de octubre, que también se saldó con diez muertos. Dos atentados antiisraelíes, enfrentamientos en Jerusalén este y en Cisjordania, y un ataque del ejército israelí contra un puesto de control de la seguridad palestina fue el resultado de este primer día de violencia de los dos convocados para conmemorar el aniversario de la primera Intifada de 1987.

Un total de 316 personas han muerto, en su inmensa mayoría palestinos, desde el comienzo de la Intifada de al-Aksa, el 28 de setiembre pasado. Durante las primeras horas del día, colonos judíos fueron atacados con armas automáticas cerca de Hebrón, en Cisjordania, causando dos muertos y un herido.

Una profesora, Rina Didursky, originaria del asentamiento de Beit Hagai en la región de Hebrón, murió en el acto. El conductor, Eliahu Ben Ami, de 41 años, alcanzado en el tórax falleció más tarde mientras era operado en el hospital Hadassah de Jerusalén.

A mediodía, un palestino, Ammar Michni, de 16 años, fue declarado clínicamente muerto en el hospital Maqassed de Jerusalén este después de haber sido alcanzado en la cabeza por una bala disparada por policías israelíes durante enfrentamientos registrados tras la oración del segundo viernes del Ramadán (mes de ayuno musulmán) en la Explanada de las Mezquitas.

Otro palestino, Moatazz Azmi Ismail, de 18 años, falleció en Cisjordania, por una bala disparada por un soldado israelí, como respuesta a piedras arrojadas contra un puesto de control militar. En Jenin, en el norte de Cisjordania, el ejército israelí disparó obuses desde un tanque contra un puesto de control de la seguridad palestina matando a cuatro policías y un civil: el subteniente Mohannad Abu Chaduf, el sargento Ziad Abu Subeih, los agentes Mohammad Atla y Alaa Abu Jaber, y Mohammed Rateb.

El gobernador de la ciudad autónoma palestina Zuheir Manasra afirmó que el ejército había disparado "sin aviso" contra un puesto de control palestino en la entrada norte de la ciudad. Por su parte, el ejército israelí indicó que había disparado cuatro obuses contra "cuatro personas sospechosas armadas" en un sector situado entre dos áreas que controla parcial o totalmente.

A última hora del día, un israelí, herido de gravedad por una bala disparada desde un automóvil palestino cerca de Jericó, en Cisjordania, falleció debido a sus heridas. Los "días de ira" fueron proclamados por trece organizaciones palestinas, entre ellas Fatah, del presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, Hamas y el Jihad Islámico, autores de una serie de atentados antiisraelíes perpetrados desde 1994.

Con ocasión de la oración del viernes fue desplegado un importante dispositivo de seguridad israelí en Jerusalén, donde 3.000 policías tomaron posiciones en el terreno o fueron puestos en estado de alerta. En Cisjordania, manifestantes palestinos se enfrentaron, después de la oración del viernes, a soldados israelíes en Belén, donde resultaron heridas diez personas, según fuentes médicas palestinas.

En Hebrón, cuatro manifestantes resultaron heridos en enfrentamientos y otros tres en Karni, punto de paso entre la Franja de Gaza e Israel, afirmaron otras fuentes médicas palestinas. El atentado en el que murieron dos colonos judíos cerca de Hebrón, condenado por el Primer Ministro israelí Ehud Barak, provocó reacciones de los colonos, que cerraron carreteras a automóviles palestinos, exigiendo que el ejército prohiba a los palestinos circular en vehículos privados.

En Jerusalén, se produjeron enfrentamientos entre colonos que asistían a los funerales de la profesora muerta y pacifistas israelíes que manifestaban contra la ocupación de los territorios palestinos, delante de la residencia del Primer Ministro Barak.
EFE
Viernes, 8 de Diciembre de 2000, 16:02
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion