Palestinos indignados entierran a cinco muertos por los israelíes

En una caravana doliente e indignada, un grupo numeroso de palestinos marchó hoy por las atestadas calles de Jenín, en Cisjordania, para asistir al funeral de cinco palestinos muertos en uno de los ataques más cruentos desde que estallaron los enfrentamientos con los israelíes en septiembre.

09 de Diciembre de 2000 | 19:17 | AP
JERUSALEN.- En una caravana doliente e indignada, un grupo numeroso de palestinos marchó hoy por las atestadas calles de Jenín, en Cisjordania, para asistir al funeral de cinco palestinos muertos en uno de los ataques más cruentos desde que estallaron los enfrentamientos con los israelíes en septiembre.

En medio de las fricciones israelíes, el primer ministro israelí Ehud Barak anunció hoy que mañana presentará su renuncia y que convocará a una nueva elección para primer ministro en el término de 60 días. El anuncio significa que Barak tendrá que lidiar con la violencia y postularse simultáneamente a la reelección.

Simultáneamente Israel intensificó su cerco en torno de las ciudades palestinas restringiendo más los movimientos de sus residentes, y un niño palestino de 13 años resultó gravemente herido cuando recibió balazos en el abdomen de un colono judío en Hebrón, dijeron testigos.

La muerte de 10 personas ayer --siete palestinos y tres israelíes-- suscitó temores de ataques de represalia. Sin embargo, la intensa lluvia y el frío en muchos lugares mantuvo a mucha gente en sus casas, y sólo se informó hasta el anochecer de enfrentamientos aislados.

Miles de personas salieron a las calles en Jenín portando los féretros de los cinco hombres muertos ayer cuando un tanque israelí disparó contra un puesto policial. Cuatro de los muertos eran policías y el quinto civil.

"¡Lucha, lucha hasta el fin de la ocupación israelí!", gritaba la multitud. Algunos tenían máscaras y portaban armas. Otros hacían flamear banderas palestinas.

"Vamos con los mártires a Jerusalén", gritaban.

Yasser Abed Rabbo, ministro de información palestino, dijo que el ataque de ayer fue "un intento deliberado por intensificar la agresión israelí para promover objetivos políticos".

El ejército israelí dijo que el tanque disparó cañonazos después que los soldados vieron a cuatro personas armadas a la distancia. Mohammed Hijazi, un policía que estaba cerca del lugar, dijo que los israelíes dispararon sin provocación.

Fue uno de los ataques más mortíferos desde que estalló la violencia hace 10 semanas. Más de 300 personas, en su gran mayoría palestinos, han muerto desde entonces.

Asimismo hoy un colono judío disparó contra Mansur Dshaber, de 13 años, cerca de Hebrón, dijo un tío del niño, Atan Dshaber. El ejército israelí envió un helicóptero para trasladar al herido a un hospital de Jerusalén y dijo que investigaba el incidente.

El ejército y testigos dijeron además que hubo enfrentamientos a tiros con los palestinos en Hebrón y Ramallah. No se informó de heridos.

El ejército impuso un cierre estricto en las zonas bajo control palestino en Cisjordania, limitando aún más el desplazamiento de los palestinos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores