Bush y Gore esperan decisión final de la Corte Suprema

La Corte Suprema de Estados Unidos intervino en la disputa dramáticamente el sábado, al ordenar una suspensión inmediata del conteo manual de "undervotes" depositados en la Florida en las elecciones celebradas el 7 de noviembre, en un dictamen por 5-4 que inclinó la balanza a favor de Bush.

11 de Diciembre de 2000 | 09:38 | Reuters
WASHINGTON.- Partidarios del republicano George W. Bush y del demócrata Al Gore se preparan para la audiencia de la Corte Suprema del país que finalmente podría decidir al ganador de las elecciones de Estados Unidos este lunes.

Los abogados de Bush y Gore presentaron informes ante el máximo tribunal de la nación, la Corte Suprema, en horas del domingo, previo a los argumentos orales frente a los nueve jueces de este lunes a las 16.00 GMT.

La Corte Suprema de Estados Unidos intervino en la disputa dramáticamente el sábado, al ordenar una suspensión inmediata del conteo manual de "undervotes" depositados en la Florida en las elecciones celebradas el 7 de noviembre, en un dictamen por 5-4 que inclinó la balanza a favor de Bush.

Los "undervotes" son las boletas en las que las máquinas que cuentan los sufragios no registraron ni una preferencia por Bush ni por Gore cuando se realizó el escrutinio original. Pero el trabajo no impidió que los partidarios de ambos candidatos presidenciales hablaran en los programas de televisión del domingo en la mañana y una vez más presentaran sus puntos de vista.

Ambos bandos admitieron que la decisión de la Corte Suprema del país probablemente será el factor decisivo en la lucha por la Casa Blanca. "Si ellos pudieran emitir un fallo que fuera definitivo, sería la mejor manera posible de poner fin a estas elecciones", dijo James Baker, partidario de Bush, a "Fox News Sunday". Pero añadió: "No puedo decirles que eso es definitivamente lo que va a suceder".

En el mismo programa, el principal abogado de Gore, David Boies, admitió que necesitaban convencer a la Corte Suprema del país de que levante su prohibición al recuento de votos en la Florida. "Si no se cuentan los votos, es como si de algún modo se le dijera a la Florida 'no cuenten los votos que fueron sufragados' y creo que ese es el fin del camino, en lo que respecta a desafiar los resultados de las elecciones", agregó.

Bush cuenta con una ventaja certificada de 537 votos en Florida, suficiente para darle la victoria en el estado y las elecciones presidenciales; pero la campaña de Gore ha usado todos los recursos legales para obtener recuentos manuales que pudieran permitirle una ventaja.

El recuento había sido ordenado el viernes por la Corte Suprema de la Florida, en una asombrosa victoria legal para Gore que podría borrar la exigua ventaja de su rival republicano. La decisión, tomada 4-3 por la Corte Suprema de Florida, reflejó la división del electorado. El máximo tribunal de Florida ordenó que unos 43.000 "undervotes" en todo el estado debían ser contados.

El dramático veredicto del viernes, que agregó de inmediato 383 votos a los resultados de Gore, sumió al país en una nueva incertidumbre, justo cuando la amarga disputa en torno a las elecciones del 7 de noviembre parecía acercarse a su fin.

A la vez que reconocen que nadie puede asegurar cuál será el fallo de la Corte Suprema de este lunes, miembros de ambos bandos están preocupados por la posibilidad de que la decisión se produzca por mayoría de un voto, que sembraría dudas en la legitimidad del ganador y podría mantener al país envuelto en luchas partidistas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores