Defensa de Gusinsky pone en duda equidad de la justicia española

"Cuando un funcionario de tan alto rango en la justicia española adopta una decisión semejante, negándose a pronunciarse sobre el fondo (del asunto), ello plantea dudas sobre la equidad del sistema judicial español", declaró Pavel Astajov, abogado del magante ruso de las comunicaciones detendido en Madrid.

14 de Diciembre de 2000 | 14:32 | AFP
MOSCU.- Un abogado del magnate de la prensa rusa independiente, Vladimir Gussinski, encarcelado en Madrid desde la noche del martes, puso en tela de juicio este jueves "la equidad del sistema judicial español", luego de que la fiscalía española estimara que no existen obstáculos para extraditarlo a Rusia.

"Cuando un funcionario de tan alto rango en la justicia española adopta una decisión semejante, negándose a pronunciarse sobre el fondo (del asunto), ello plantea dudas sobre la equidad del sistema judicial español", declaró Pavel Astajov, abogado de Gussinski, dueño del grupo periodístico Media Most, en guerra abierta contra el Kremlin.

"Los responsables de la justicia española no quieren reconocer un hecho evidente: no hay delito de derecho común, sino demandas por razones políticas", añadió el abogado interrogado por la AFP. En declaraciones publicadas este jueves por el diario madrileño El País, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, máxima instancia penal española, Eduardo Fungairiño, estimó que no existe ningún obstáculo para la extradición a Rusia de Vladimir Gusinski.

"La posición de la fiscalía es clara. Hemos pedido su encarcelamiento (de Gusinski) porque es buscado por un delito de fraude, cuyo monto es elevado. Se trata de un delito de derecho común. Rusia es un país democrático que ha firmado la convención europea sobre extradición y no podemos cuestionar la legalidad" de las demandas iniciadas por la justicia rusa, declaró Fungairiño.

"Mis temores son confirmados. Los españoles quieren tomar partido en el conflicto (entre Gusinski y el Kremlin), concluyó el abogado ruso. El magnate ruso fue detenido a última hora del lunes en su lujosa residencia de Sotogrande (Cádiz, sur de España) y trasladado a Madrid al día siguiente. Allí, el juez de Instrucción de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, ordenó su encarcelamiento en la cárcel de Soto del Real, 40 km al norte de la capital española.

La Audiencia Nacional debe pronunciarse sobre el pedido de extradición presentado por Rusia.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores