Barak afirma que su renuncia fue para lograr la paz en Medio Oriente

El Primer Ministro Ehud Barak señaló que habia presentado su dimisión al cargo porque era necesaria una solución radical en su país y para que las próximas elecciones sean el inicio de la paz.

15 de Diciembre de 2000 | 07:46 | EFE
PARIS.- El Primer Ministro israelí saliente, el laborista Ehud Barak, asegura que ha dimitido porque es necesaria una solución "radical" en su país y para que las próximas elecciones a jefe de Gobierno sean "un referendo sobre la paz".

En una entrevista publicada hoy, viernes, en el diario conservador francés "Le Figaro", Barak subraya que "Israel vive una situación de urgencia. Pero la Knesset (Parlamento israelí) está en plena confusión, ya que no conseguía decidir si quería o no elecciones".

"De repente, me he sentido prisionero de un sistema político extraño porque paraliza a un primer ministro surgido directamente de la voluntad popular. Para salir de ese callejón sin salida se necesita una solución radical. He dimitido para que la elección sea un referendo sobre la paz", resalta el líder israelí.

Agrega que "para mí, el verdadero desafío político es obtener la renovación del mandato personal que los electores me habían otorgado hace dieciocho meses". "El estancamiento actual tiene una explicación muy sencilla: fui elegido sobre la base de un programa de paz con una mayoría muy importante, pero la paz no tiene mayoría en la Knesset", argumenta.

Barak rechaza las acusaciones según las cuales su dimisión, el pasado día 6, tenía como objetivo impedir a su antecesor, el conservador Benjamín Netanyahu, competir con él en las urnas. "Estoy dispuesto a apoyar cualquier enmienda a la ley que autorizaría a Netanyahu a sumarse a la competición por el puesto de primer ministro", explica.

Pero apostilla que "contrariamente a Netanyahu, yo preconizo el activismo. La pasividad sólo puede acabar en desastre". Por otro lado, Barak subraya que Israel mantiene "contactos" con los palestinos y agrega que si se produce una apertura "los israelíes estarán inmediatamente dispuestos a reanudar la negociación".

"No hay otra opción que la negociación. Pero hay que ser dos para bailar el tango", apunta el dimisionario primer ministro. Precisamente anoche se reunieron el titular israelí de Asuntos Exteriores, Shlomo Ben Amí, y el presidente palestino, Yaser Arafat, en el primer encuentro desde la fracasada cumbre de Sharm el Sheij destinado a sondear las posibilidades de un relanzamiento del estancado proceso de paz.

Era la primera vez en más de un mes que un ministro israelí se reunía con Arafat para hablar de la reanudación de las negociaciones de paz y no para tratar de poner fin a la ola de violencia en Cisjordania y Gaza. La intención de Barak, tras presentar su dimisión, es conseguir un acuerdo marco antes de febrero, cuando están programadas las elecciones para la jefatura del gobierno israelí.

Las negociaciones de paz entre las partes, bloqueadas desde la fracasada cumbre de Camp David (EEUU), se toparon con un nuevo escollo después de que el pasado 29 de septiembre estallara la "segunda Intifada" palestina. Más de 300 palestinos y 39 israelíes han muerto desde entonces en los enfrentamientos entre ambas partes en los territorios autónomos y Jerusalén.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores