El Papa critica carta europea de derechos fundamentales

El papa Juan Pablo II manifestó su "decepción por el hecho de que no haya sido incluida en la Carta ni una sola alusión a Dios, fuente suprema de la dignidad del ser humano y de sus derechos fundamentales".

16 de Diciembre de 2000 | 13:43 | AFP
CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Juan Pablo II criticó con vehemencia este sábado en Ciudad del Vaticano la "Carta de los derechos fundamentales" formulada por la Unión Europea (UE), acusándola de haber olvidado a Dios y de no ser bastante "valiente" en el ámbito de los derechos del individuo y de la familia.

Su Santidad manifestó su "decepción por el hecho de que no haya sido incluida en la Carta ni una sola alusión a Dios, fuente suprema de la dignidad del ser humano y de sus derechos fundamentales".

Estas críticas fueron efectuadas en un mensaje dirigido al cardenal español Antonio María Javierre Ortas con motivo de una sesión académica del comité pontifical de ciencias históricas dedicado al 1.200 aniversario de la coronación del emperador francés Carlomagno.

"No se puede olvidar -recuerda- que es justamente la negación de Dios y de sus mandamientos lo que originó, en el siglo pasado, la tiranía de los ídolos, expresada en la glorificación de una raza, de una clase, del estado, de la nación, del partido, en vez de la glorificación de Dios".

"Pese a numerosos y nobles esfuerzos, comentó el Sumo Pontífice, el texto de la Carta europea no satisfizo las expectativas de muchas personas".

"Hubiera podido, en particular, ser más valiente en la defensa de los derechos del individuo y de la familia", agregó el Papa.

Estos derechos "están amenazados en numerosos países europeos, por políticas favorables al aborto, legalizado casi en todas partes, por la actitud cada vez más condescendiente con la eutanasia y, últimamente por ciertos proyectos de ley en el ámbito de la tecnología genética que no son lo suficientemente respetuosos con el aspecto humano del embrión", subrayó.

"No basta -prosiguió Juan Pablo II- con perorar con énfasis a favor de la dignidad de la persona, si luego es gravemente violada por las propias normas del sistema jurídico".

Con relación a Carlomagno, el Papa afirmó que "Europa no puede renunciar a hacer un esfuerzo enérgico para recuperar el patrimonio cultural dejado por el emperador".

Los museos del Vaticano ofrecen estos días una exposición excepcional dedicada a Carlomagno, que incluye numerosas reliquias, entre ellas un brazo del emperador ofrecido por el rey de Francia Luis XI a Alemania.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores