Bush nombra al general Collin Powell secretario de Estado

El designado secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, dijo hoy "(Irak) no ha cumplido todavía con esos acuerdos y a mi juicio las sanciones deberían manterse en alguna medida hasta que cumplan. Nosotros trabajaremos con nuestros aliados para renovar el paquete de las sanciones".

16 de Diciembre de 2000 | 17:22 | Reuters
CRAWFORD, EE.UU.- El presidente electo de Estados Unidos, George W. Bush, nombró el sábado al general retirado Colin Powell, uno de los hombres más respetados del país, su secretario de Estado.

"Hoy es mi privilegio pedir (a Powell) que se convierta en el secretario de Estado número 65 de los Estados Unidos de América", dijo Bush, al anunciar el primer nombramiento de su gabinete en una escuela de Crawford, Texas, cerca de su rancho.

Powell, conocido internacionalmente por su papel en la Guerra del Golfo y por su trabajo como asesor de seguridad nacional del presidente Ronald Reagan, será la primera persona de la raza negra al frente del Departamento de Estado, la posición de mayor jerarquía en el gabinete y el más alto cargo diplomático de la nación.

Bush, cuya victoria sobre el demócrata Al Gore en las elecciones del 7 de noviembre quedó sellada el martes tras una enconada disputa legal, asumirá el cargo el 20 de enero, con la promesa de trabajar por la reconciliación.

Como otros cargos en el gabinete, Powell deberá ser ratificado en el Senado de Estados Unidos. El órgano legislativo está dividido a partes iguales entre demócratas y republicanos, pero se espera que el general retirado reciba el respaldo de ambos partidos.

Powell pide renovar sanciones contra Irak

El designado secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, dijo el sábado que trabajará con los aliados de Estados Unidos con fines de renovar las sanciones contra Irak.

Powell, quien fue jefe del Comando Conjunto que supervisó la acción militar de Estados Unidos durante la Guerra del Golfo, dijo que Irak no ha cumplido con las disposiciones de la tregua de 1991 de declarar cualquier tipo de armamento de destrucción masiva en su posesión y sus programas de armas tecnológicas.

"(Irak) no ha cumplido todavía con esos acuerdos y a mi juicio las sanciones deberían manterse en alguna medida hasta que cumplan", dijo Powell. "Nosotros trabajaremos con nuestros aliados para renovar el paquete de las sanciones".

Powell respondió así a las preguntas de un periodista durante la ceremonia en que el presidente electo Gorge W. Bush lo designó secretario de Estado, el cargo más importante de la política exterior estadounidense.

En cuanto al presidente iraquí, Sadam Hussein, Powell dijo que éste estaba al frente de un gobierno fracasado.

"Nosotros estamos en una posición fuerte", dijo el designado secretario de Estado norteamericano. "El (Hussein) en la posición más débil. Y creo que es posible renovar aquellas sanciones y seguir conteniéndolo (a Hussein) y luego confrontarlo si es necesario".

Durante la operación encabezada por Estados Unidos en la Guerra del Golfo, que expulsó a las tropas iraquíes de Kuwait, Powell desempeñó funciones bajo el mando del padre del presidente electo, George Bush.

Aunque perdió la reelección frente a Bill Clinton en 1992, el ex presidente Bush todavía es un hombre odiado por Bagdad tras una guerra que dejó devastado al país y 10 años de sanciones que han debilitado la economía iraquí.

Este año, las sanciones contra Irak han perdido su efecto porque muchos países, entre ellos Rusia, Francia y las naciones árabes, han reanudado vuelos hacia Bagdad y buscan reanudar el comercio con la nación rica en petróleo.

El nombramiento de Powell como secretario de Estado norteamericano fue el primero anunciado por George W. Bush en la estructura de su gabinete de gobierno.

"Hoy es mi privilegio pedir (a Powell) que se convierta en el secretario de Estado número 65 de los Estados Unidos de América", dijo Bush, al anunciar la designación de Powell en una escuela de Crowford, Texas, cerca de su rancho.

Powell, conocido también por su trabajo como asesor de seguridad nacional del presidente Ronald Reagan, será la primera persona de la raza negra al frente del Departamento de Estado, la posición de mayor jerarquía en el gabinete y el más alto cargo diplomático de la nación.

Bush, cuya victoria sobre el demócrata Al Gore en las elecciones del 7 de noviembre quedó sellada el martes tras una enconada disputa legal, asumirá el cargo el 20 de enero, con la promesa de trabajar por la reconciliación.

Como otros cargos en el gabinete, Powell deberá ser ratificado por el Senado de Estados Unidos. El órgano legislativo está dividido a partes iguales entre demócratas y republicanos, pero se espera que el general retirado reciba el respaldo de ambos partidos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores