Knesset daría luz verde a postulación de Netanyahu para Premier

El Parlamento israelí aprobó este lunes la primera redacción del proyecto que permite a cualquier ciudadano postularse al máximo cargo político. La votación fue de 63-46, y ahora el proyecto debe ser aprobado en dos presentaciones más, que se anticipaban para esta noche misma.

18 de Diciembre de 2000 | 14:16 | mcampusano
JERUSALEN.- El parlamento israelí dio este lunes su aprobación preliminar a una medida que permitiría al ex Primer Ministro Benjamin Netanyahu postularse nuevamente al cargo, aun cuando éste advirtió que quizás no presente su candidatura a las elecciones de febrero.

Netanyahu aventaja por mucho al demitido Primer Ministro Ehud Barak en las encuestas, pero no puede postularse a las elecciones especiales según las leyes vigentes debido a que no es miembro del parlamento.

Hay dos medidas planteadas que podrían permitir la candidatura de Netanyahu: una enmienda para permitir que cualquier ciudadano se postule a primer ministro, o la disolución de la legislatura actual seguida de nuevas elecciones parlamentarias.

El Parlamento (Knesset) aprobó la primera redacción del proyecto que permite a cualquier ciudadano postularse al máximo cargo político. La votación fue de 63-46, aunque el proyecto debe ser aprobado en dos presentaciones más, que se anticipaban para esta noche misma.

Sin embargo, Netanyahu insistió en que el Parlamento debe disolverse a sí mismo antes de que presente su candidatura. Agregó que no intentaba aprovecharse de la nueva ley si el parlamento se mantenía. "Para extraer el país de la crisis en que se encuentra, quizás la peor que ha enfrentado jamás, la nación necesita elecciones reales, para primer ministro y el parlamento", dijo, el ex Premier

"Espero que el Knesset, o al menos la mayoría de los partidos en el Knesset, hagan lo que corresponde y disuelvan el parlamento". Sin embargo, el parlamento no parecía dispuesto a hacerlo, debido a que un sector clave, el partido religioso Shas, dijo este lunes que se opone a dicha medida.

Para esta noche se planificaba una votación, pero parecía que no habría suficientes votos para la disolución, que requiere una mayoría de al menos 61 votos en la legislatura de 120 escaños. Netanyahu y su partido Likud dicen que el parlamento actual no tiene salida, y que sólo un nuevo congreso tiene alguna posibilidad de salir adelante. El Knesset actual está plagado de divisiones y partidos con intereses particulares.

El drama político tiene el trasfondo de tres meses de enfrentamientos con los palestinos, que en dos meses y medio de violencia ya ha cobrado más de 330 vidas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores