Pobladores huyen despavoridos por erupción del Popocatépetl

El volcán mexicano, que en 1994 despertó de un letargo de 70 años, registró una espectacular erupción que generó temor incluso entre los habitantes que habían ignorado las peticiones de las autoridades de abandonar el área.

19 de Diciembre de 2000 | 12:53 | AP
SANTIAGO XALITZINTLA, México.- El volcán Popocatepetl arrojó rocas incandescentes a su alrededor, provocando este martes la huida de cientos de residentes que se habían negado a abandonar la zona.

El Popocatépetl, que en 1994 despertó de un letargo de 70 años, registró ayer una espectacular erupción que generó temor incluso entre los habitantes que habían ignorado las peticiones de las autoridades de abandonar el área. Fuego rojo seguía saliendo este martes del cráter del volcán, y las autoridades advirtieron que la crisis no ha terminado.

"Al principio fue hermoso; se encendió como árbol de Navidad", indicó Tomás Jiménez, un agricultor de la zona. "Luego llegó el miedo". En sus 68 años de vivir en este poblado, a sólo seis kilómetros de la montaña, Jiménez señaló que se ha acostumbrado a ver a "Don Goyito" -como los lugareños llaman cariñosamente al volcán- como un amigo de confianza. Pero nunca lo había visto explotar con tanta furia. "Fue un poco atemorizante, porque Don Goyito realmente estaba jugando", señaló.

Jiménez fue uno del puñado de personas que permanecían esta mañana en las desiertas calles de Santiago Xalitzintla. Aunque el volcán intensificó su actividad desde el viernes, fue anoche cuando inició una espectacular lluvia de roca incandescente.

"Nos paramos en el techo y vimos como caían las piedras; empecé a ponerme nervioso", indicó Cresencio Sandoval, agricultor de 55 años. Algunas personas siguen negándose a desalojar, pero la mayoría de los 41.000 residentes decidieron que, finalmente, era hora de irse.

"No somos tan tontos para quedarnos aquí cuando se ponga grave", señaló Cecilio Sevilla, un cocinero de 26 años. No se conocía con precisión la distancia a la que llegaban los ríos de lava, pero al parecer estaban a apenas un kilómetro de la cumbre.

El Presidente Vicente Fox indicó que algunas partículas incandescentes menores habían salido disparadas hasta a 10 kilómetros del cráter. "Todo está tranquilo", dijo el Mandatario. "Pero la contingencia continúa", agregó. Al parecer, la erupción es la más intensa desde que el coloso despertó de 70 años de inactividad en 1994.

El volcán arrojó una nube de cenizas de cuatro kilómetros de alto, pero ésta se alejaba de la ciudad de México, la segunda más grande del mundo. Los científicos habían advertido sobre la formación de una base de lava que aumentaba la presión dentro del volcán. Pero la erupción "pudo haber sido peor si hubiera sido breve y extremadamente violenta", indicó Servando de la Cruz, vulcanólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores