Bush renunciará a gobernación de Texas para concentrarse en transición

El Presidente electo norteamericano renunciará en una ceremonia en el Capitolio estatal, después de haber sido gobernador de Texas durante seis años. Su sucesor, el vicegobernador republicano Rick Perry, prestará juramento para sucederle.

21 de Diciembre de 2000 | 11:02 | AP
AUSTIN, Texas.- A menos de un mes de asumir la presidencia, George W. Bush deja este jueves su cargo de gobernador de Texas para pasar del ámbito estatal al federal y establecer vínculos a nivel nacional.

Bush renunciará en una ceremonia en el Capitolio estatal, indicaron fuentes allegadas, después de haber sido gobernador de Texas durante seis años. Su sucesor, el vicegobernador republicano Rick Perry, prestará juramento para sucederle.

Ayer, el Presidente electo retiró sus efectos personales de su despacho, incluyendo su preciada colección de pelotas de béisbol autografiadas. "Voy a extrañar este lugar", afirmó. "Por otra parte, me entusiasma mi nueva misión".

Mientras se prepara para asumir la presidencia el 20 de enero, Bush intensifica sus gestiones para conformar su equipo de colaboradores. Ayer -una semana después de proclamada su victoria en la lucha por la Casa Blanca- anunció sus candidatos para las secretarías del tesoro, agricultura, comercio y vivienda.

Asimismo se aprestaba a designar a la gobernadora Christie Whitman de Nueva Jersey para dirigir la política ambiental, y consideraba al gobernador de Wisconsin, Tommy Thompson, como candidato a secretario de salud y servicios humanos. En la promoción de sus planes educativos, Bush se reúne con 19 miembros del Congreso, en su mayoría republicanos, para debatir sus propuestas de aumentar el control local sobre las escuelas.

El próximo Mandatario norteamericano ha prometido dar prioridad al mejoramiento de las escuelas, pero enfrenta una batalla difícil en el Capitolio para la aprobación de su plan educativo, que incluye la entrega a los padres de cupones, financiados por los contribuyentes, para que sus hijos asistan a escuelas privadas.

También tenía prevista una reunión con líderes hispanos. Bush hizo una campaña enérgica para atraerse el voto hispano, pero éste fue para su adversario Al Gore en proporción de 2-1.

Bush se reunió ayer con líderes judíos, cristianos y musulmanes ante quienes promovió sus propuestas de permitir que los grupos religiosos reciban fondos del estado para suministrar servicios a los pobres. Muchos participantes eran negros, aunque ese sector votó por Gore en proporción de 9-1. "No todos aquí votaron por mí", bromeó Bush, lo que suscitó risas entre el auditorio. Y mirando a su alrededor comentó jocosamente: "Espero hallar a uno o dos aquí que hayan votado por mí".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores