Acusan a 26 uniformados colombianos de colaborar con paramilitares

Los uniformados se habrían coordinado con los miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para organizar "actos de 'limpieza social', masacres y desapariciones de personas, al igual que otros actos delictivos", dice el comunicado de la Procuraduría de la Nación, que presentó cargos contras algunos efectivos por su colaboración con los paramilitares.

BOGOTA.- La Procuraduría de la Nación de Colombia formuló cargos contra nueve militares y 17 policías por sus presuntos nexos con escuadrones paramilitares para cometer acciones de "limpieza social" en el noroeste del país.

Los uniformados se habrían coordinado con los miembros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) para organizar "actos de 'limpieza social', masacres y desapariciones de personas, al igual que otros actos delictivos", dice el comunicado de la Procuraduría divulgado este jueves.

En el caso específico de los militares, se les levantaron los cargos por sostener contactos con miembros declarados de las autodefensas, a quienes les suministró "información clasificada" sobre el desplazamiento de tropas.

A los policías se les acusa de no informar a sus superiores "de la existencia y operaciones de grupos paramilitares" en el departamento de Antioquía. Los agentes también habrían entregado datos clasificados. Los cargos pudieron ser formulados gracias a un testigo con reserva de identidad, que dio a conocer a la Procuraduría llamadas hechas a través de sistemas buscapersonas o beeper con las que se coordinaron los uniformados y los paramilitares.

Los oficiales de más alto rango en la lista son cuatro tenientes coroneles, tres del Ejército y uno de la policía. Además, se menciona al presidente del concejo municipal de la localidad de Río Negro, Luciano Zuluaga, y el ex alcalde de la localidad de Guarne Antonio Naranjo por no cumplir con su deber constitucional de denunciar la existencia de "grupos de justicia privada".

En Colombia, la Procuraduría como dependencia del Ministerio Público, puede sugerir el despido de funcionarios del Estado, pero no tiene competencias para iniciar procesos penales. Desde que asumió el cargo en 1998, el Presidente Andrés Pastrana ha dado de baja a varios oficiales, entre ellos generales, por sus relaciones con la AUC, ya sea por el desarrollo de acciones conjuntas o por su negligencia a la hora de impedir las actividades de estos grupos en sus jurisdicciones.

También se ha reforzado el marco jurídico para perseguir actividades comprometedoras en que estén envueltos militares. A mediados de este año, se aprobó una ley que otorga facultades extraordinarias al Presidente para desvincular miembros de la fuerza pública que presenten un desempeño deficiente en la lucha contra los grupos armados.

Además, el nuevo código militar estipula como delitos ajenos al "deber militar" la desaparición forzada de personas, el genocidio y la tortura. A pesar de esto, los nexos entre paramilitares y algunos miembros del ejército subsisten como prueba la denuncia de la Procuraduría. Incluso, hay casos donde los miembros expulsados de las Fuerzas Armadas pasan a engrosar las filas de las AUC.

El canal de televisión RCN mostró el 1 de diciembre un reportaje en que 50 militares de un grupo de 388 que fueron expulsados en octubre de la institución por razones "discrecionales", se habían integrado a las AUC. Actualmente, el ministerio de Defensa estima que los paramilitares, que cuentan con 8.000 hombres, son responsables del 70% de las masacres cometidas en Colombia, que vive un conflicto armado que en más de tres décadas ha dejado unos 35.000 muertos.
AP
Jueves, 21 de Diciembre de 2000, 13:05
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion