Mir será arrojada en el pacífico en febrero

Se planea que la estación rusa caiga en el océano Pacífico, entre 1.400 y 1.900 kilómetros al este de Australia, entre el 27 y el 28 de febrero. El mes próximo, una nave de carga Progreso con el doble de la cantidad habitual de combustible será enviada a la estación para facilitar el descenso.

27 de Diciembre de 2000 | 16:36 | AP
MOSCU.- El jefe del organismo aerospacial dijo hoy que Rusia utilizaría una nave espacial de carga para hacer descender en forma segura en febrero en el océano Pacífico la desgastada estación espacial Mir.

El funcionario, Yuri Koptev, salió así al paso de las demandas de los comunistas de que la estación de 15 años de antigüedad fuera mantenida en órbita, arguyendo que la reciente pérdida de radiocontacto con la nave, de 20 horas de duración, fue una advertencia final de que había concluido su vida útil.

"Los últimos acontecimientos mostraron hacia dónde pueden conducirnos los planteos baladíes y emotivos", dijo Koptev en conferencia de prensa. "Debemos controlar los acontecimientos, no ponernos a rezar por la buena suerte".

Los funcionarios espaciales perdieron el contacto con la estación no tripulada el lunes a la noche pero lo restablecieron ayer a la tarde. Culparon del percance a una súbita e inexplicable pérdida de energía eléctrica.

Koptev dijo que el incidente puso de relieve el desgaste de la estación. "Rusia no debe permitir esos riesgos debido a sus obligaciones ante la comunidad internacional y por eso el presidente y el gobierno decidieron descartar la Mir en febrero", dijo Koptev.

Se planea que la Mir caiga en el océano Pacífico, entre 1.400 y 1.900 kilómetros al este de Australia, entre el 27 y el 28 de febrero. El mes próximo, una nave de carga Progreso con el doble de la cantidad habitual de combustible será enviada a la estación para facilitar el descenso.

Si eso no diera resultado estaría alistada una tripulación de emergencia para ser lanzada en un lapso de 12 horas con el objeto de guiar el descenso, dijo Koptev.

Anunció que el gabinete emitirá una orden oficial de aprobación del plan dentro de unos días.

La decisión del gobierno fue criticada por los comunistas y otros sectores que lamentan la pérdida del último símbolo de la gloria espacial soviética.

La cosmonauta Svetlana Savitskaya, actualmente legisladora comunista, dijo en una entrevista radial que la decisión era una concesión a la Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos. La NASA instó a Rusia a abandonar la Mir y concentrar los escasos fondos de que dispone en la nueva Estación Espacial Internacional, en que participan 16 naciones.

Koptev rechazó las afirmaciones de Savitskaya diciendo: "Si la Mir se descontrolara mañana, el presidente y el gobierno tendrían que enfrentar al mundo entero y explicar dónde caería y qué daños causaría", añadió.

Los funcionarios espaciales recordaron que un satélite soviético se estrelló en el norte de Canadá en 1978. No hubo víctimas pero en la zona boscosa en que cayó se esparcieron fragmentos radiactivos.

La estación espacial norteamericana Skylab cayó en 1979, y esparció escombros en el oeste de Australia, sin causar víctimas.

En 1991, varios fragmentos de la estación espacial soviética Salyut-7, predecesora de la Mir, cayeron en los Andes argentinos, cerca de la frontera de Chile, sin causar daños ni víctimas pero generando preocupación en todo el mundo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores