Senadores argentinos no habrían recibido coimas por reforma laboral

El juez federal Carlos Liporaci, que investiga los supuestos sobornos en el Senado argentino, dispuso este viernes la "falta de mérito" en los casos de 11 congresistas sospechosos de haber recibido dádivas para aprobar la polémica ley laboral que rige en el país trasandino.

29 de Diciembre de 2000 | 21:10 | AP
BUENOS AIRES.- El juez federal que investiga supuestos sobornos en el Senado argentino, dispuso este viernes la "falta de mérito" en los casos de 11 senadores sospechosos de haber recibido dádivas para aprobar la polémica ley laboral.

El magistrado Carlos Liporaci resolvió, sin embargo, que los senadores -ocho de la oposición peronista y tres de la Alianza oficialista- continúen vinculados a la causa, dijeron fuentes judiciales a la agencia privada Noticias Argentinas.

La resolución del magistrado significaría una virtual paralización de la causa de sobornos en el Senado, que desató en octubre la renuncia del por entonces vicepresidente Carlos Alvarez y el reemplazo del ministro de Trabajo Alberto Flamarique y del secretario de Inteligencia del Estado, Fernando de Santibañes, cuestionados como supuestos pagadores de las dádivas.

En agosto pasado, Liporaci, sospechoso de enriquecimiento ilícito, había asegurado que contaba con elementos que le permitían asegurar que "hubo coimas" en el Senado. "Liporaci indultó al Senado ... vivimos en un clima de impunidad política y jurídica en la Argentina", manifestó Alvarez al conocer la resolución judicial. "La percepción de la sociedad será que aquí hay un acuerdo judicial, extrajudicial, y articulaciones que la gente no puede percibir", consideró el ex vicepresidente, uno de los principales propulsores de la investigación.

En la misma resolución dada a conocer este viernes, Liporaci dispuso indagar por presunto "cohecho activo", es decir, como sospechosos de haber pagado el dinero a los senadores, a Flamarique y a De Santibañes. Ordenó, asimismo, un careo entre los senadores Antonio Cafiero, de la oposición peronista, Horacio Usandizaga y Pedro del Piero, ambos de la Alianza oficialista. Todos ellos habrían escuchado hablar de los presuntos sobornos.

El escándalo de sobornos, uno de los más fuertes que ha debido afrontar el gobierno en su primer año en el poder, estalló en julio pasado, cuando Cafiero denunció que algunos senadores habrían recibido dinero para aprobar una polémica ley laboral requerida por el gobierno pero duramente cuestionada por los sindicatos.

Los senadores sospechosos, y que ahora recibieron la "falta de mérito" por parte del juez Liporaci, son los peronistas Emilio Cantarero, Remo Costanzo, Angel Pardo, Eduardo Bauzá, Augusto Alasino, Ricardo Branda, Ramón Ortega y Alberto Tell; y los oficialistas Javier Meneghini, Raúl Galván y Alcidez López

La aparición de este escándalo sacó a la luz diferencias entre Alvarez y el presidente Fernando de la Rúa. Como vicepresidente de la nación y presidente del Senado, Alvarez reclamó el esclarecimiento de las supuestas "coimas" y señaló como supuestos involucrados a Flamarique y De Santibañes.

De la Rúa, en cambio, restó en un principio importancia a las denuncias y respaldó a sus funcionarios al considerar que no había pruebas que demostraran su complicidad. Posteriormente realizó una serie de cambios en el gabinete que derivaron en la renuncia de Alvarez, el 6 de octubre pasado.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores