Barak no acepta exigencias palestinas

El Primer Ministro israelíseñaló que su gobierno está dispuesto a renovar negociaciones con los palestinos en base a las propuestas de paz del Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

30 de Diciembre de 2000 | 10:15 | AP
JERUSALEN.- El Primer Ministro israelí Ehud Barak, que ha sido duramente criticado por haber dado a entender que haría grandes concesiones en las negociaciones de paz, señaló dos demandas palestinas en las cuales no está dispuesto a ceder.

Los palestinos, por su parte, criticaron sus declaraciones y sembraron nuevas dudas acerca de la posibilidad de renovar las negociaciones de paz en las próximas semanas. Barak señaló que su gobierno está dispuesto a renovar negociaciones con los palestinos en base a las propuestas de paz del Presidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

Sin embargo, el Primer Ministro israelí afirmó el viernes que no estaba dispuesto a ceder la soberanía del Monte del Templo, en la amurallada Ciudad Vieja de Jerusalén a los palestinos, pues es el sitio más sagrado del judaísmo. Los palestinos guardan veneración por el lugar, al que llaman Haram as-Sharif, el Noble Santuario, y exigen la soberanía sobre el lugar.

"No tengo planeado firmar un documento que pueda transferir la soberanía del Monte del Templo, la sede de nuestra identidad, a los palestinos", aseguró Barak. Algunos asistentes de Barak habían hablado sobre alcanzar algún tipo de arreglo sobre ese sitio religioso, uno de los temas más delicados en las negociaciones de paz para Oriente Medio.

Sin embargo, el gobierno israelí no ha dicho explícitamente cómo el estado judío se preparaba a ceder, aunque anteriormente se habló de conceder la soberanía a una tercera instancia, como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Los musulmanes ya tienen el control diario sobre el lugar.

El cuestionado Primer ;inistro, quien enfrenta una batalla desigual para conseguir su reelección el 6 de febrero ante el dirigente derechista de la oposición, Ariel Sharon, también reiteró su promesa de jamás ceder a la demanda palestina de que todos los refugiados puedan volver a sus hogares originales en Israel. Para los palestinos, el principal tema de controversia se encuentra en la suerte de los cerca de 4 millones de refugiados palestinos esparcidos en el Líbano, Jordania, Siria, Cisjordania y la Franja de Gaza.

Los dirigentes israelíes han dicho que sería un suicidio demográfico absorber a los refugiados palestinos en su país, de seis millones de habitantes, de los cuales cinco son judíos. "El gobierno que encabezo no aceptará ningún acuerdo, bajo ninguna forma, manera o circunstancia, que acepte el 'derecho de retorno', punto", indicó Barak al Canal Dos de la televisión israelí.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores