La policía y la guerrilla serbia retiran puestos en la frontera con Kosovo

Los albaneses armados, que hace más de un mes se infiltraron y atrincheraron en la franja desmilitarizada de cinco kilómetros entre Kosovo y el resto de Serbia, establecieron sus barricadas a 200 metros de distancia del puesto de control de la policía serbia.

30 de Diciembre de 2000 | 10:27 | EFE
BELGRADO.- La policía serbia y los guerrilleros albaneses retiraron hoy sus puestos de control en la aldea de Veliki Trnovac, en el borde de la franja desmilitarizada en torno a Kosovo, tras un acuerdo logrado gracias a la mediación de la fuerza internacional de paz para Kosovo (KFOR).

Los albaneses armados, que hace más de un mes se infiltraron y atrincheraron en la franja desmilitarizada de cinco kilómetros entre Kosovo y el resto de Serbia, establecieron sus barricadas en esta aldea hace una semana a 200 metros de distancia del puesto de control de la policía serbia.

El acuerdo sobre la retirada de los puestos policial y guerrillero ha sido logrado gracias a la mediación y bajo garantías del consejero del comandante de la KFOR, Shown Sulliven, quien en los últimos dos días negoció por separado con las autoridades serbias y los representantes de los guerrilleros.

"Con esto ha sido iniciado el proceso de la desmilitarización de los grupos armados albaneses", afirmó Sulliven en rueda de prensa y destacó que este logro ha sido posible gracias a la "paciencia y buena voluntad del Gobierno serbio". "Este acuerdo es un paso hacia la normalización de la situación en la franja de seguridad", indicó.

La infiltración de albaneses armados, presuntamente desde Kosovo, en la franja desmilitarizada en el sureste de Serbia provocó una crisis en esta zona en la que los albaneses constituyen un 70 por ciento de la población. Según Belgrado, el objetivo de los "terroristas", cuyo número cifró en 1.600, es la anexión del sureste de Serbia a Kosovo, provincia serbia de mayoría independentista albanesa, administrada por la ONU y vigilada por tropas KFOR de la OTAN desde junio de 1999.

Al reiterar que el acuerdo de hoy es un paso hacia la normalización de la situación en la zona, Covic señaló que "para unos resultados mayores son necesarios paciencia, sabiduría y un gran trabajo para restablecer la confianza mutua" entre serbios y albaneses.

El Consejo de Seguridad de la ONU exigió la semana pasada la retirada y la disolución inmediata de los grupos armados albaneses infiltrados en la franja desmilitarizada que fue establecida en junio de 1999 tras la retirada de las fuerzas serbias y el despliegue de las internacionales en Kosovo.

Los ataques de los albaneses fuertemente armados, en los que perdieron la vida cuatro agentes serbios, obligó a la policía serbia a replegarse de varios puntos de la franja desmilitarizada, que vigila conforme el acuerdo de paz, dotada sólo de armas ligeras.

Belgrado exigió esta semana de la ONU medidas urgentes para forzar la retirada de los "terroristas" de la franja de seguridad y advirtió que, "en caso contrario, Yugoslavia aplicará todas las medidas internacionalmente permitidas en la lucha contra el terrorismo".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores