Histórica liberación de 17 presos zapatistas en México

La puesta en libertad de los zapatistas en Chiapas es una de las tres condiciones del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) para sentarse de nuevo en la mesa de negociaciones para la paz en el estado, estancadas desde hace más de cuatro años.

30 de Diciembre de 2000 | 17:10 | Reuters
CHIAPAS.- El gobierno mexicano lanzó el sábado otra señal demandada por la guerrilla zapatista para reanudar las negociaciones de paz, al poner en libertad a un primer grupo de 17 zapatistas presos de un total de 103 mantenidos tras las rejas.

El gobernador del sureño estado de Chiapas, Pablo Salazar, encabezó la ceremonia en el exterior de la cárcel de Cerro Hueco, en las afueras de la capital estatal de Tuxtla Gutiérrez.

"Hoy damos un paso significativo a favor de la paz", dijo Salazar ante un centenar de periodistas y representantes de organizaciones humanitarias.

Salazar agregó que continuarán los esfuerzos para que el resto de los zapatistas presos sean puestos en libertad durante los próximos meses.

La liberación de los zapatistas en Chiapas es una de las tres condiciones del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) para sentarse de nuevo en la mesa de negociaciones para la paz en el estado, estancadas desde hace más de cuatro años.

El gobierno del Presidente Vicente Fox también satisfizo parcialmente otra demanda de los zapatistas al retirar al ejército de una de las siete posiciones enunciadas por el EZLN.

"Estamos empeñados en seguir abonando el camino de la paz en Chiapas, el camino de la reconciliación y ésta transita por eventos como éste: queremos abrir las rejas para cerrar heridas en Chiapas", dijo Salazar durante la ceremonia de liberación.

La tercera demanda divulgada en una conferencia de prensa el 2 de diciembre por el líder de la guerrilla zapatista, el subcomandante Marcos, consiste en la transformación en ley de una iniciativa elaborada por una comisión legislativa sobre Derechos y Cultura indígenas.

Fox envió el 5 de diciembre al Senado el mismo proyecto de ley que elaboró en 1996 una denominada Comisión de Concordia y Pacificación (Cocopa), creada por el Congreso para mediar en el conflicto, con base en un acuerdo firmado ese año entre el gobierno del entonces Presidente Ernesto Zedillo y la comandancia zapatista.

El diálogo de paz comenzó en Chiapas en abril de 1995 pero fue suspendido en septiembre de 1996 luego de que los rebeldes zapatistas acusaron a Zedillo de no cumplir los denominados acuerdos de San Andrés sobre derechos indígenas.

A la ceremonia asistió en representación del gobierno de Fox el comisionado para la paz en Chiapas, Luis Alvarez, quien reconoció el gesto de la autoridad estatal en busca de la paz.

"En México y en Chiapas hay un nuevo amanecer", dijo Alvarez.

Cuatro de los presos hablaron a los medios de comunicación y expresaron su agradecimiento no sólo a las autoridades mexicanas sino también al EZLN, y recordaron que existen más presos zapatistas en otras cárceles mexicanas, en estados como el central Querétaro y el sureño Tabasco.

Momento político

El regalo de año nuevo a los presos zapatistas ocurre cuando hay varios factores positivos que confluyen hacia la reanudación de las negociaciones de paz.

El Presidente Fox, del conservador y proempresarial Partido Acción Nacional (PAN) ha dicho que su llegada al poder el 1 de diciembre, que puso a fin a 71 años de gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), es una puerta abierta para reanudar las negociaciones con la guerrilla.

El propio Marcos reconoció hace dos semanas que hay nuevas posibilidades para sentarse en la mesa de negociaciones tanto por la llegada de Fox como la de un nuevo gobernador estatal.

Pablo Salazar asumió el 8 de diciembre al frente de una alianza opositora inédita que integró a partidos de todo el espectro político mexicano.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores