Astronautas de la Estación Espacial Internacional recibirán quince veces el año nuevo

Los rusos Serguéi Krikaliov y Yuri Gidzenko y el norteamericano Bill Shepherd empiezan a celebrar el Año Nuevo hoy a las 12.00 GMT y se despedirán definitivamente del año y siglo salientes un día más tarde, a mediodía del 1 de enero.

MOSCU.- La tripulación ruso-estadounidense de la Estación Espacial Internacional recibirá hoy en órbita quince veces la llegada de los nuevos año, siglo y milenio, y los expertos vaticinan la futura "colonización" de otros planetas, como Marte y la Luna.

Los rusos Serguéi Krikaliov y Yuri Gidzenko y el norteamericano Bill Shepherd empiezan a celebrar el Año Nuevo hoy a las 12.00 GMT y se despedirán definitivamente del año y siglo salientes un día más tarde, a mediodía del 1 de enero.

"Cada 24 horas la estación orbital da 16 vueltas a la Tierra, de forma que la tripulación se asomará 15 veces al siglo XXI y volverá 14 veces al XX", informó Víctor Blágov, jefe adjunto del programa de vuelo por la parte rusa.

Blágov reconoció que en el ajetreo de los preparativos para lanzar al espacio la primera tripulación de la ISS, el pasado 31 de octubre, a los organizadores del vuelo se les olvidó proveer a los astronautas de lo necesario para celebrar el fin de año. "Nos han dejado sin Año Nuevo, no tendremos ni abeto ni regalos de las familias", comentó amargado Gidzenko antes del lanzamiento de la tripulación hacia la estación orbital en una nave rusa Soyuz desde el cosmódromo de Baikonur, en Asia Central.

Desde entonces la Estación Espacial Internacional (ISS según sus siglas en inglés) fue visitada por un transbordador estadounidense y una nave de carga rusa Progress, pero sus cargamentos se completaron hace meses, también sin pensar en fiestas y regalos de fin de año. Los expedicionarios se vieron privados del tradicional arbolito navideño artificial, que solían poner los rusos en la ahora jubilada estación Mir, precursora de la ISS, así como del entrañable detalle de recibir pequeños regalos de sus seres queridos.

Como un premio de consolación infalible, les queda un componente obligatorio del equipaje de los cosmonautas rusos en sus misiones en la Mir: una pequeña reserva de coñac llevada de contrabando a bordo de la nave espacial y la estación orbital.

"Los cosmonautas se las arreglarán ellos mismos para celebrar la fiesta: pondrán en la mesa los productos más ricos de su ración habitual y, probablemente, brindarán con coñac", declararon fuentes del Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE).

Al tiempo, subrayaron que será un brindis "simbólico", es decir e las reservas no alcanzan para celebrar la llegada del nuevo año y siglo las quince ocasiones que tendrán desde que la ISS sobrevuele las islas Fiji, por donde pasa la línea mundial de cambio de fecha.

Según el CCVE, los astronautas celebrarán el fin de año en la medianoche GMT, pero no descarta que también saluden solidariamente la Nochevieja según la hora de Moscú y de la patria de Shepherd. Las fuentes dijeron que los astronautas se las ingeniaron para preparar pequeños regalos uno al otro, mientras centros terrestres les organizan enlaces radiales con sus familias para que puedan conversar y felicitarse. El CCVE reveló que las particularidades de los festejos en la órbita incluso sirvieron a uno de sus expertos para defender una tesis sobre "la celebración del Año Nuevo en el complejo orbital".

La costumbre de ocultar coñac en su equipaje, que los controles dejan pasar movidos por una comprensible solidaridad y con el tácito consentimiento de los responsables de vuelos, es parte de los ritos formados durante décadas de exploración del espacio y de trabajo en la Mir y que los rusos extendieron ahora a la ISS.

En cuanto a la Mir, que recientemente dio un susto con fallos del suministro energético que interrumpieron sus comunicaciones con la Tierra e hicieron temer su caída descontrolada sobre el planeta, será destruida en febrero próximo.

Tras casi tres lustros de trabajos ininterrumpidos, en noviembre se decidió la desconexión total de la Mir debido al incremento de los fallos técnicos, al haber superado cinco veces su plazo de vida útil, y la falta de presupuestos para mantenerla en funcionamiento.

Por orden de la Tierra, la Mir descenderá su órbita hasta que, entre el 27 y el 28 de febrero, parte de la estación se destruirá en la atmósfera terrestre y el resto caerá en el océano Pacífico convertido en metal incandescente. Fuentes rusas informaron de que la Mir, que ahora se encuentra a unos 300 kilómetros de altura, durante las próxima semana podrá ser observada a simple vista en el Reino Unido, y el 8 de enero sobrevolará Londres dos veces seguidas.

Con el relevo espacial traspasado de la Mir a la ISS, el veterano cosmonauta ruso Valeri Poliakov se mostró hoy convencido de que en el nuevo siglo la Humanidad no se limitará a volar alrededor de la Tierra, sino que procederá a "explorar y colonizar otros planetas, como la Luna y el Marte".

"Mi propia expedición ya fue un ensayo de los futuros vuelos interplanetarios", dijo Poliakov, quien ostenta el récord mundial de duración con 437 días trabajados en la Mir en una sola misión. Según el cosmonauta ruso, "hoy esto suena a ciencia ficción, pero tales proyectos serán reales en el futuro", cuando los astronautas perfeccionen en la Estación Internacional la experiencia de trabajo y "longevidad espacial" ensayada con éxito en la Mir.
EFE
Domingo, 31 de Diciembre de 2000, 08:51
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion