Clinton autoriza integración de EE.UU. a Tribunal Penal Internacional

La decisión del Primer Mandatario tendrá que ser ratificada por el Senado de Estados Unidos, antes de oficializarse la participación de este país.

31 de Diciembre de 2000 | 16:33 | EFE
WASHINGTON.- El Presidente Bill Clinton autorizó hoy la integración de Estados Unidos en el Tribunal Penal Internacional (TPI), para dejar claro que su país apoya la mano dura contra el crimen internacional.

"Reafirmamos nuestro apoyo a que se procese judicialmente a los que cometen genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad", indicó Clinton, en una declaración escrita.

Clinton tomó la determinación desde su casa campestre de Camp David, donde celebrará la llegada del año 2001.

La decisión de Clinton tendrá que ser ratificada por el Senado de Estados Unidos, antes de oficializarse la participación de este país.

Pero si Clinton no hubiese tomado hoy su decisión, el proceso de integración al TPI hubiese tenido que comenzar en el Senado estadounidense, donde el presidente del Comité de Relaciones Exteriores, Jesse Helms, mantienen una fuerte oposición.

El tratado de Roma estableció la creación del TPI, la primera corte que estará encargada permanentemente de juzgar a los autores de genocidio, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Estados Unidos fue uno de los países, junto con Irak, China, Libia e India, que no suscribieron el tratado en 1998.

"Al firmar el tratado, sin embargo, no abandonamos nuestra preocupación sobre significativas imperfecciones del tratado", sostuvo Clinton.

Específicamente, Clinton se refirió al apartado del acuerdo que permite al tribunal penal enjuiciar a funcionarios de estados que no han suscritos el acuerdo internacional.

La intención de la comunidad internacional es que el tribunal, que tendrá como sede La Haya, sirva de entidad judicial independiente con carácter permanente para juzgar los crímenes de mayor trascendencia mundial.

Los que apoyan el TPI sostienen que esa corte penal internacional era el vínculo ausente del sistema legal mundial.

Se da por seguro que el senador Helms encabezará la oposición a la ratificación del tratado internacional.

Recientemente, el senador Helms recibió el apoyo de reconocidos expertos de la política exterior, como los ex secretarios de Estado Henry Kissinger, James Baker y George Shultz.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, afirmó que la comunidad internacional aspira a que el tribunal se convierta en una herramienta para la justicia mundial.

"Todos los individuos desde una jerarquía gubernamental o una estructura militar sin excepción, líderes y hasta soldados, tienen que responsabilizarse por lo que han hecho", ha indicado el secretario general Annan.

Para que el tribunal entre en vigor, un total de 60 países tienen que ratificar el tratado de Roma. Hasta el momento, más de 130 países se han integrado al tratado de 1998 y 37 lo han ratificado.

Los más optimistas creen que el tribunal internacional puede comenzar a funcionar en el año 2002.

Clinton esperará el año nuevo en Camp David, a sólo tres semanas de la fecha en que entregará la presidencia de Estados Unidos al republicano Bush, quien jurará como próximo inquilino de la Casa Blanca el próximo 20 de enero.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores