Comunistas presentarán moción de censura contra gobierno ruso

El líder comunista Guennadi Zuiganov dio a conocer este martes que su partido presentará la primera moción de censura contra el gobierno del primer ministro ruso Mijail Kasianov. La iniciativa podría provocar la disolución de la Duma o cámara baja del parlamento moscovita y el llamado a elecciones legislativas anticipadas por parte del Presidente Vladimir Putin.

06 de Marzo de 2001 | 10:44 | EFE
MOSCU.- El Partido Comunista ruso desafió al Kremlin con una moción de censura al Gobierno, que debido a la enrevesada Constitución moscovita puede concluir con la disolución de la Duma, o Cámara Baja, y elecciones legislativas anticipadas.

El líder comunista, Guennadi Ziuganov, anunció este martes que la moción de censura al Gabinete del primer ministro Mijail Kasianov será examinada por la Duma el próximo 14 de marzo. Aunque los comunistas aceptaron recientemente un ajuste presupuestario pedido a la Duma por el Gobierno para atender la deuda exterior del país, se negaron a permitir un programa de privatización masiva.

La izquierda acusó al Ejecutivo de comenzar un nuevo "saqueo" del país y anunció la moción de censura, coincidiendo con una intención similar de los partidos liberales, aunque por razones diametralmente opuestas, por considerar que el Gobierno ha paralizado las reformas.

Sin embargo, a la oposición de izquierda le puede salir mal la jugada, ya que, según la Constitución, si la Duma aprueba en el curso de tres meses dos votos de censura el jefe del Estado puede optar entre destituir al Gobierno y disolver la Cámara de Diputados.

Colocado en esa disyuntiva, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, se decidirá, sin duda alguna, por la disolución de la Duma y la convocatoria de elecciones extraordinarias. El anuncio ayer del partido oficialista Unidad de que también promoverá un voto de censura al Gobierno o apoyará el propuesto por los comunistas no ha dejado lugar a equívocos.

"No creemos que el Gobierno trabaja mal, mediante la moción buscamos la disolución de la Duma y la convocatoria de comicios anticipados", explicó Franz Klintsevich, número dos del grupo parlamentario de Unidad.

Fuerzas de distinto signo atribuyeron la maniobra de Unidad a planes del Kremlin para precipitar una crisis política de la que saldría una Duma aún más dócil, que Vladimir Putin podría aprovechar para acometer el relevo del Gobierno que se augura desde hace tiempo.

Sin embargo, el líder de Unidad, Boris Grizlov, tendió este lunes una mano a la oposición de izquierda al afirmar que su formación no insistirá en la moción de censura si los comunistas retiran su iniciativa. Grizlov recalcó que acciones como la del Partido Comunista "no pueden quedar impunes", en alusión a que la retirada del voto de censura en la Duma afectaría seriamente el prestigio de la principal formación de oposición.

El dirigente oficialista recalcó que el ataque de los comunistas contra el Gobierno de Kasianov apunta a "desestabilizar la situación en el país", y de ahí la "respuesta de Unidad".

Ziuganov replicó que el Partido Comunista está preparado para elecciones anticipadas y señaló que los líderes de Unidad son "demasiado optimistas" y han incurrido en un "error de cálculo". Según el líder comunista, si la situación desemboca en las urnas "muchos de los diputados de Unidad corren el riesgo de no ser reelegidos".

Los tecnólogos políticos de Unidad consideran que gracias a la enorme popularidad de Putin, que ellos mismos cifran en el 80 por ciento, el partido oficialista podría elevar su votación del 23 por ciento hasta entre el 40 y 45 por ciento, lo que le permitiría el control casi absoluto de la Duma.

De acuerdo con esos cálculos, el Partido Comunista, el más votado en las pasadas legislativas celebradas en diciembre de 1999, disminuiría su votación del 24 al 20 por ciento. Las últimas encuestas, en cambio, indican que la intención de voto favorece ampliamente a los comunistas, con un 35 por ciento frente a Unidad, que obtendría sólo el 21.

El número dos del ultranacionalista partido Liberal Democrático, Alexei Mitrofanov, advirtió hoy de que existe el riesgo de que unas elecciones parlamentarias anticipadas lleven al poder al Partido Comunista. "Todos estos juegos del Kremlin pueden terminar en una nueva Moldavia", dijo Mitrofanov en alusión a la aplastante victoria electoral de los comunistas en esa antigua república soviética hace poco más de dos semanas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores