Primera sesión de gobierno israelí en medio de molestia palestina

En medio del malestar palestino por el bloqueo de sus fronteras en Cisjordania, el nuevo Premier hebreo Ariel Sharon encabezó la primera sesión de trabajo con su gabinete, donde presentó un plan de cinco puntos que pretende bajar la tensión con los palestinos y crear las condiciones para un plan de paz definitivo que ponga fin a cinco meses de violencia.

12 de Marzo de 2001 | 17:52 | AFP
RAMALA, Cisjordania.- El nuevo Primer Ministro israelí, Ariel Sharon, se enfrentó este lunes con la ira de los palestinos debido al refuerzo del bloqueo en la región de Ramalá (Cisjordania), donde la represión de una manifestación por parte del Ejército israelí provocó la muerte de un palestino.

Sharon, líder de la derecha nacionalista israelí, fue objeto de duras críticas en ese sentido por parte de varios ministros laboristas que integran su gobierno de unión nacional, entre ellos el jefe de la diplomacia, Shimon Peres. El gabinete efectuó este lunes su primera reunión desde la investidura, la semana pasada.

El jefe de Gobierno israelí, que asumió sus funciones el pasado 7 de marzo, presentó a su gabinete un plan para "restaurar la seguridad de los ciudadanos israelíes, acabar con los ataques terroristas y luchar contra los atacantes y sus instigadores".

Sharon justificó además el refuerzo del bloqueo, calificándolo de "medida puntual" que no reflejaba "un cambio de política". Por su parte, el ejército anunció que moderará el bloqueo en las ciudades palestinas de Tulkarem, Kalkiliya, Belén y Hebrón, pero no precisó cuándo.

El domingo, el ejército había impuesto un bloqueo total de la ciudad autónoma de Ramalá, en el centro de Cisjordania, bloqueando todos sus accesos. Una de las carreteras que une Ramalá con unas treinta localidades fue literalmente destruida por los soldados, que la hicieron impracticable cavando zanjas.

Esa medida afecta a decenas de miles de palestinos que trabajan en Ramalá y no pueden desplazarse. "Es la guerra de Sharon contra el pueblo palestino", declaró el ministro palestino de Información, Yasser Abed Rabbo, que se unió al millar de personas que se manifestaron a lo largo de esa carretera.

"Es una guerra racista de ocupación contra la cual lucharemos, porque no tenemos nada que perder y la libertad por ganar", añadió. El ejército israelí respondió con disparos de balas de goma y gase lacrimógenos a los jóvenes manifestantes que les arrojaban piedras y que intentaban desbloquear la carretera rellenando con tierra la profunda trinchera, comprobó un periodista de la AFP.

Como consecuencia, se produjeron los enfrentamientos que costaron la vida a un manifestante palestino, alcanzado por una bala real. Abdel Jader Mohammed Ibrahim, 26 años, falleció a raíz de sus heridas, tras haber sido alcanzado en el pecho por un disparo, informaron fuentes médicas. Pertenecía a los servicios secretos palestinos, según se confirmó más tarde.

En los enfrentamientos, que tuvieron lugar en la región de Surda, cerca de Bir Zeit, 15 palestinos resultaron heridos por balas de goma.

En Gaza, la Autoridad Palestina advirtió "a Israel contra esa escalada injustificada que hará entrar a la región en un ciclo de violencia". Nabil Abu Ruddeina, consejero político del Presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, pidió a "la comunidad internacional, en especial a la administración norteamericana, que presione a Israel para que ponga fin a esa escalada peligrosa para la región".

Arafat se reunirá en la noche del lunes con una delegación de la Unión Europea (UE) dirigida por la ministra sueca de Relaciones Exteriores, Anna Lindh, cuyo país ejerce la presidencia semestral de la Unión, y en la que figura también el comisario europeo de Relaciones Exteriores, Chris Patten.

La delegación se reunirá con Sharon y Peres el martes en Jerusalén. Peres aseguró este lunes que la medida de refuerzo del bloqueo "debe ser revisada y lo será" mientras el ministro de Transportes israelí, Efraín Sneh, consideraba que, aunque esa medida "pretendía impedir los desplazamientos de grupos terroristas, provocaba también la amargura y la ira de la población palestina y la reprobación internacional".

Peres afirmó además que tanto él como el jefe del Gobierno, Ariel Sharon, se oponían a los "castigos colectivos" contra la población palestina. Según la prensa israelí, Sharon aceptó la semana pasada un plan del ejército para dividir Cisjordania en 60 sectores, de importancia variable según la intensidad del activismo palestino, y enviar una unidad militar particular a cada una.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores