Guerrilla separatista albanesa acepta desmovilizarse en dos semanas

La decisión tiene lugar a tres días del inicio del retorno, autorizado por la OTAN, de las fuerzas yugoslavas al último tramo de la zona de seguridad en torno a Kosovo, el denominado sector "B", el más conflictivo por estar en él atrincherada la guerrilla albanesa.

21 de Mayo de 2001 | 13:27 | Agencias
YUGOSLAVIA.- La guerrilla separatista albanesa que actúa en el sudeste de Serbia limítrofe con Kosovo se ha comprometido hoy, bajo presiones de la comunidad internacional, a desmovilizarse en un plazo de dos semanas.

El documento sobre la desmilitarización y el desarme de los guerrilleros fue firmado en el baluarte rebelde de Konculj por representantes de la guerrilla y líderes políticos albaneses del sudeste de Serbia.

Estuvieron presentes en el acto el enviado especial de la OTAN, Pieter Feith, y el jefe de la oficina de la Alianza en Yugoslavia, Shawn Sullivan.

La decisión tiene lugar a tres días del inicio del retorno, autorizado por la OTAN, de las fuerzas yugoslavas al último tramo de la zona de seguridad en torno a Kosovo, el denominado sector "B", el más conflictivo por estar en él atrincherada la guerrilla albanesa.

Según el documento firmado hoy, el retorno de las fuerzas yugoslavas al sector "B", situado cerca de Bujanovac y Presevo, se desarrollará en varias fases.

Este martes comenzarán los preparativos para el despliegue en la parte sur del sector, en las proximidades de Presevo; para el próximo día 30 está prevista la entrada en la parte central, y más tarde en la septentrional.

En el acuerdo firmado en Konculj, la Fuerza para Kosovo (KFOR) promete una amnistía para todos los comandantes locales de la guerrilla del Ejército de Liberación de Presevo, Medvedja y Bujanovac (UCPMB) que se replieguen hacia la provincia.

Algunos de los líderes del UCPMB aseguraban hasta hace unos días que la entrada de las fuerzas yugoslavas en el sector "B" sería el "inicio de una guerra".

El próximo día 30, según el documento, los miembros del UCPMB entregarán las armas a la KFOR en la localidad de Breznica.

Representantes del Gobierno de Serbia y de los albaneses del conflictivo sudeste, incluidos guerrilleros, llevan a cabo negociaciones desde hace semanas, con mediación de la OTAN, para una solución política de la crisis.

Los planes de pacificación prevén la aplicación de medidas de confianza, entre ellas la formación, hoy iniciada, de un cuerpo de policía formado por serbios y albaneses de esa comarca de mayoría albanesa, al igual que la vecina provincia de Kosovo.

En Pristina, el jefe de la KFOR, Thorstein Skiaker, dijo hoy que espera que el retorno de las fuerzas yugoslavas a la zona de seguridad en torno a Kosovo se efectúe sin incidentes.

La semana pasada, Skiaker había instado a los insurgentes albaneses a deponer las armas antes del día 24 o arriesgarse a ser detenidos cuando se replieguen a Kosovo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores