Continúan incidentes violentos en Oriente Medio

En Cisjordania, varios pistoleros palestinos dispararon contra un vehículo del ejército israelí, al norte de Ramala, pero fallaron, informaron fuentes militares. En Israel, en tanto, una bomba de fabricación casera explotó en la comunidad agrícola de Ram-On, cerca de la línea limítrofe con Cisjordania.

30 de Junio de 2001 | 18:27 | AP
JERUSALEN.- La violencia aminoró el sábado en Oriente Medio, mientras el líder palestino Yasser Arafat se reunía con el ministro israelí del Exterior, Shimon Peres, en Portugal.

En Cisjordania, varios pistoleros palestinos dispararon contra un vehículo del ejército israelí, al norte de Ramala, pero fallaron, informaron fuentes militares. Los soldados respondieron el fuego, sin que se informe de víctimas.

Dentro de Israel, una bomba de fabricación casera explotó en la comunidad agrícola de Ram-On, cerca de la línea limítrofe con Cisjordania, informó la policía. La bomba consistía en un cilindro de gas y un detonador, y fue activada mediante un teléfono celular. Nadie resultó herido.

Otra bomba fabricada con un tubo lleno de explosivos fue hallada cerca de ahí. La policía consideró que ambos artefactos fueron colocados por palestinos que cruzaron desde Cisjordania, dijo el portavoz policial Yossi Hasson.

En Abu-Dis, a las afueras de Jerusalén, varios manifestantes palestinos arrojaron piedras contra la policía fronteriza de Israel, hiriendo levemente a dos agentes. La policía respondió con gases lacrimógenos y balas recubiertas de goma.

Una bomba incendiaria fue lanzada contra uno de los asentamientos judíos en la dividida ciudad cisjordana de Hebrón, pero tampoco hubo lesionados.

Mientras, en Lisboa, Arafat y Peres discutieron cómo implementar una tregua negociada por Estados Unidos. La legisladora y ex diplomática israelí, Colette Avital, dijo que hubo un "buen ambiente" en el encuentro.

Sin embargo, en discursos ante la Internacional Socialista, ninguna de las dos partes estuvo de acuerdo. Arafat convocó a los observadores internacionales para que vigilen la implementación de la tregua, mientras que Peres dijo que Israel no permitirá el despliegue de dichos supervisores hasta que cese la violencia.

Arafat llegó la noche del domingo a Gaza por vez primera en los últimos 40 días. Fue la primera vez que se le permitió aterrizar en el aeropuerto de Gaza desde que un dinamitero palestino suicida se detonó afuera de una discoteca en Tel Aviv, matando a 21 israelíes, en su mayoría adolescentes.

Israel cerró el aeropuerto y otros puntos internacionales de entrada tras el ataque.

Arafat dijo a la prensa que la cuenta regresiva de siete días de prueba sobre el cese al fuego comenzó el miércoles. Israel sostiene que esa cuenta no puede empezar hasta que la violencia haya terminado.

El plazo de siete días representa la primera etapa en un proceso que busca derivar en la reanudación de las negociaciones de paz.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores