Nuevo atentado de kamikaze palestino entraba proceso de paz en M.Oriente

Tres personas muertas -entre ellos dos israelíes y un activista palestino- dejó el nuevo atentado explosivo perpetrado este lunes por un kamikaze árabe del movimiento Jihad Islámica. La acción, la primera desde el atentado que mató a 22 israelíes en un discoteca de Tel Aviv, se produce en medio de los esfuerzos diplomáticos por detener la violencia que desde septiembre afecta la región.

16 de Julio de 2001 | 16:27 | AFP
JERUSALEN.- Tres personas, entre ellos un kamikaze palestino, murieron este lunes en un atentado frente a una estación de tren al norte de Israel, ante lo que el Gobierno israelí acusó inmediatamente al Presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat de ser el causante de la violencia en la zona.

Se trata del primer atentado mortal en Israel luego del atentado suicida en la puerta de una discoteca de Tel Aviv el pasado 1 de junio, que había provocado la muerte de 22 personas, entre ellas el kamikaze.

El atentado se produjo cuando se abrían en Jerusalén las Macabeadas, juegos olímpicos del mundo judío, en presencia del Primer Ministro Ariel Sharon. Además del kamikaze, un hombre y una mujer fueron muertas y otras cuatro personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad, en el atentado en una estación de autobús cercano a la estación de trenes de Binyamina (80 kilómetros al noroeste de Jerusalén), según un balance del Maguen David Adom, el equivalente israelí a la Cruz Roja.

Se ignoraba la nacionalidad de las víctimas. Los heridos fueron trasladados al hospital Hillel Yaffé de Hadera (norte).

Según la policía, el kamikaze descendió de un vehículo que escapó y la policía, con la ayuda de un helicóptero, inició una persecución para detener a las personas a bordo de ese automóvil. Importantes fuerzas policiales y decenas de ambulancias llegaron al lugar del atentado, que se produjo cuando una multitud de personas se aprestaba a tomar el tren.

Todo el sector fue acordonado y prohibida la circulación, indicó la radio, citando fuentes policiales. Tras el hecho, el Primer Ministro israelí Ariel Sharon acusó a la Autoridad Palestina de no luchar contra el terrorismo.

"El atentado suicida perpetrado en Binyamina prueba que la Autoridad Palestina todavía no decidió luchar o actuar contra el terrorismo", afirmó Sharon a la televisión.

Un consejero de Sharon, Dore Gold, declaró que no había "ninguna duda sobre la responsabilidad de Yasser Arafat en lo que pasa" y agregó que "no hay ningunas duda que hoy en día los servicios de seguridad palestinos colaboran estrechamente con el Hamas, el Jihad islámico (los dos principales movimientos radicales islámicos palestinos) e incluso el Hezbolá libanés, y que estamos en presencia de una coalición terrorista que tiene su origen en las zonas bajo control de Yasser Arafat".

"Israel analiza cuidadosamente el momento y el lugar de su respuesta, pero está claro que la comunidad internacional no puede esperar que el pueblo judío se deje masacrar todo los días"', concluyó el perosonero.

El jueves pasado en Roma, Sharon anunció que Israel respondería a partir de ese momento "en el terreno a los ataques palestinos". "Se trata de hacerle comprender 'al adversario' que debe pagar un precio por sus ataques", explicó en la oportunidad.

El portavoz de Sharon, Raanan Gissin, estimó "lamentable que este atentado tenga lugar al día siguiente de una reunión de Arafat con Shimon Peres", el jefe de la diplomacia israelí, en El Cairo, auspiciada por el Presidente egipcio Hosni Moubarak.

En Gaza, el jefe espiritual del Hamas, el jeque Ahmad Yassin, declaró que la lucha armada contra Israel continuaría, sin reivindicar la responsabilidad de su movimiento en el atentado.

Estos últimos días, las fuerzas de seguridad israelíes habían sido colocadas en estado de alerta previendo una eventual oleada de atentados. Un alto el fuego, concluido bajo el auspicio de Estados Unidos, entró en vigencia el pasado 13 de junio, pero la violencia continuó, dejando un saldo de 37 muertos palestinos e israelíes.

Desde el inicio de la Intifada palestina a fines de septiembre, unas 650 personas, en su mayoría palestinos, han muerto en Israel y los territorios palestinos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores