Ponderan cargos contra policía que disparó a manifestante en Cumbre del G-8

Mientras algunos planeaban marchar hoy con bandas negras en los brazos para expresar sus condolencias por la víctima, los líderes de la cumbre entregaron su pesar por la muerte, pero señalaron que "nuestro trabajo continúa".

21 de Julio de 2001 | 09:34 | AP
GENOVA, Italia.- Las autoridades italianas consideraban el sábado presentar cargos por homicidio no premeditado contra el policía que disparó a un manifestante durante los violentos enfrentamientos callejeros del viernes fuera de la sede de la cumbre de líderes de potencias mundiales.

Los fiscales investigaban la intervención del policía de 20 años involucrado en el tiroteo fatal.

Según la policía, se trata de un conscripto de la fuerza paramilitar italiana de carabineros, que se encuentra hospitalizado a consecuencia de estar en estado de conmoción.

La muerte del viernes fue la primera que ocurre en dos años de protestas masivas del movimiento anti-globalización en reuniones similares de líderes de las potencias mundiales.

El ministro italiano del Interior, Claudio Scajola, declaró que el joven muerto "fue alcanzado por una bala, presuntamente disparada en defensa propia".

La víctima fue identificada como Carlo Giuliani, de 23 años, un italiano que vivía en un edificio desocupado en el centro de Génova. Un funcionario de la policía, quien habló a condición de permanecer en el anonimato, dijo que Giuliani tenía un largo historial criminal, incluidos cargos por posesión de armas y drogas.

Miles marcharon este sábado por las calles de Génova, pero sus protestas fueron tranquilas.

En Alemania y Grecia, en tanto, se dieron también protestas contra la cumbre y por la muerte del manifestante italiano, y que desembocaron en riñas con las fuerzas policiales.

Informes de hospitales señalan que 206 personas resultaron heridas en los enfrentamientos suscitados durante el primer día de la reunión del Grupo de los Ocho en esta ciudad portuaria italiana. Cerca de dos terceras partes de los heridos eran manifestantes, el otro tercio, policías.

Las autoridades policiales informaron sobre el arresto de 67 manifestantes más, de los cuales 49 están acusados de intento de asesinato. La mayor parte son italianos, pero también hay alemanes, franceses, españoles, suizos, griegos y estadounidenses.

En las primeras marchas de protesta del sábado unos 20.000 manifestantes caminaron hacia y se congregaron en un sitio cercano a la playa, en las afueras de Génova. Muchos portaban banderas rojas del Partido Comunista o insignias de sindicatos.

En general, los activistas, la mayor parte de ellos adultos miembros de sindicatos, protestaron pacíficamente, aunque algunos de los que intervinieron en la marcha gritaban: "Policías asesinos". La policía vigiló de cerca pero no intervino.

Un grupo que organizó las protestas callejeras masivas formuló un llamado a los líderes mundiales para que suspendieran la cumbre.

"Está (reunión) del G-8 está bañada de sangre", manifestó el Foro Social de Génova, el grupo que coordinó las protestas de unos 700 diferentes grupos, al margen de la cumbre, según un mensaje en su página en la Internet.

Algunos planeaban marchar el sábado con bandas negras en los brazos para expresar sus condolencias por la víctima.

Los líderes de la cumbre expresaron su pesar por la muerte, pero señalaron que "nuestro trabajo continúa".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores