Polémica en la India por milagro atribuido a Sor Teresa de Calcuta

Marido de Mónica Besra, quien fue curada de un tumor al abdomen, ahora afirma que la recuperación de su mujer no tuvo nada que ver con el espíritu santo y fue sólo responsabilidad de los médicos.

16 de Octubre de 2002 | 08:54 | EFE
NUEVA DELHI.- Mientras el Vaticano se dispone a beatificar a la Madre Teresa de Calcuta, el milagro atribuido a la religiosa ha desatado una polémica en la India tras declaraciones contradictorias de la mujer curada y de su marido.

El Vaticano reconoció la cura inexplicable para la ciencia de una mujer india de religión animista, Mónica Besra, de 32 años, que padecía un tumor en el abdomen del que sanó en 1998.

Los médicos que la trataron y la Asociación de Ciencias y Racionalismo de la India pusieron en duda la cura milagrosa, opinión a la que ahora se ha sumado el marido de Mónica Besra.

"Mi mujer fue curada por los médicos y no por ningún milagro" declaró el esposo de Mónica, Seiku Murmu a un medio de comunicación internacional, asegurando que quería acabar de una vez con la llegada a su casa a cualquier hora de informadores.

Mónica Besra es una campesina de la tribu "santhal", residente del pueblo de Bakor, en el estado nororiental indio de Bengala Occidental, en cuya capital Calcuta, la Madre Teresa vivió la mayor parte de su vida dedicada a los pobres y enfermos.

El historial médico del Mónica comienza el 11 de junio de 1998 cuando, según el doctor Tarun Biswas, fue ingresada en el hospital del distrito de Balurghat aquejada de una meningitis tuberculosa. Fue dada de alta cuatro días más tarde, cuando habían desaparecido los vómitos y los intensos dolores de cabeza que padecía.

En agosto del mismo año Mónica Besra volvió al hospital, esta vez sufría un dolor en el abdomen, que reveló la existencia de un tumor, según el ginecólogo Ranjan Mustafi.

El especialista confirmó que la paciente regresó al hospital en mayo de 1999 y que, en un nuevo reconocimiento, se observó que el tumor había desaparecido.

Los médicos dijeron que la curación se produjo por el tratamiento que recibió, opinión que apoyó el entonces ministro de Salud del gobierno de Bengala Occidental, Partho Dey.

Pero Mónica Besra aseguró que los médicos del hospital de Balurghat nunca le dieron medicinas y que tras permanecer varios días en ese centro se trasladó a una clínica privada, para lo que tuvo que hipotecar una parcela de tierra.

Desde allí se fue a Patiram, a una de las casas de las Misioneras de la Caridad, la orden religiosa fundada por la Madre Teresa.

En ese centro estaba el 5 de septiembre de 1998, fecha del primer aniversario de la muerte de la monja.

Según la versión de Mónica, las hermanas de la Caridad le colocaron una medalla en el abdomen y aseguró que durante un servicio religioso vio emanar una luz de la fotografía de la monja.

A la mañana siguiente "andaba como una persona normal", aseguró Mónica Besra.

Los médicos que la trataron rehusaron dar testimonio a la comisión que investigaba el caso, según declaró recientemente el obispo Salvadore Lobo, quien dirige el estudio del Vaticano sobre la vida de la Madre Teresa.

La Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano interpretó la cura de Mónica Besra como una milagro de la Madre Teresa y fue aceptado como tal por la Santa Sede para beatificar a la misionera católica.

Pero la Asociación de Ciencias y Racionalismo de la India opinó que la curación se debió al tratamiento médico. Su secretario general, Prabir Ghosh, dijo que el Vaticano ha precintado el "cajón de una trampa".

Sin embargo, Calcuta, la ciudad que ya veneraba a la Madre Teresa como una santa antes de morir, se mantendrá al margen de la polémica y su alcalde Subrata Mukherjee anunció que se le dedicará un espacio cuando ésta sea elevada a los altares.

La Madre Teresa de Calcuta murió el 5 de septiembre de 1997 a los 87 años de edad.
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores