Bush descarta otra resolución de la ONU para atacar a Irak

En la reunión que sostuvo hoy con el Primer Ministro británico, Tony Blair, el Mandatario estadounidense llamó a la ONU para que le demuestre al mundo que puede imponer la paz.

WASHINGTON.- El Presidente de Estados Unidos, George W. Bush dijo que no es necesario que el Consejo de Seguridad dictamine una segunda resolución para obligar el desarme de Irak, ya que "con la resolución 1441 quedó claro que el régimen de Saddam Hussein debe desarmarse, o será desarmado a la fuerza".

Bush agregó que este tema debe ser resuelto muy pronto. "Si la ONU dictamina una nueva resolución ésta será bien recibida si refuerza la idea de que vamos a desarmar a Saddam Hussein. De lo contrario, no necesitamos otra resolución".

"Si Hussein no se desarma por la vía de la paz, nosotros, junto con otros lo vamos a desarmar", agregó el Mandatario estadounidense.

En la reunión que Bush sostuvo hoy con el Primer Ministro británico, Tony Blair, ambos Mandatarios buscaron perfilar su estrategia común en la fase diplomática final que se ha abierto para tratar de desarmar a Irak de manera pacífica, aunque recalcaron que el tiempo se está acabando.

"Esto es una cosa de semanas y las semanas se están acabando. Hussein ha tenido doce años para practicar el engaño y esto es otro engaño", dijo enfático el Mandatario.

"Hussein es un peligro para el mundo, debe desarmarse", agregó Bush.

El Premier británico coincidió con Bush. "En la resolución 1441 quedó claro que Irak debía cooperar y desarmarse. Eso no lo está haciendo. Por lo tanto está quebrantando la resolución de la ONU, el tiempo se le está acabando", dijo Blair.

"La comunidad internacional debe tener claro que esto es inaceptable", agregó el Mandatario británico.

Antes de la reunión, Blair había sostenido que una segunda resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sería necesaria antes de una intervención militar en Irak.

Washington se había mostrado reacio en un principio a un nuevo dictamen del Consejo, pero se esperaba que tras la reunión se hiciera el llamado a la ONU para que dictaminara una nueva resolución.

Sin embargo, parece ser que primó la postura de Washington, que prefiere resolver pronto el problema antes de tener que esperar una nueva resolución. Además, de producirse el segundo dictamen, Estados Unidos habría tenido que enfrentar la oposición de Alemania y Francia, los más difíciles obstáculos para atacar Irak.

En ese sentido, ambos líderes hicieron un llamado a la ONU para que "le demuestre al mundo, como organismo, que tiene la capacidad de mantener la paz", para evitar así una nueva pronunciación del organismo que dilate aún más solución del conflicto.

Nuevas pruebas

También se refirieron a las nuevas informaciones que va a presentar el secretario de Estado Colin Powell ante el Consejo de Seguridad el próximo 5 de febrero y que podrían entregar pruebas contundentes sobre las armas de destrucción masiva que posee el régimen de Saddam Hussein.

Bush dijo que Powell "va a presentar un caso sólido respecto al peligro de las armas en poder de Hussein. Va a dejar muy claro que el líder iraquí está engañando al mundo y que es una amenaza para la paz en su propia región".

Bush agregó que el secretario de Estado también se referirá a los nexos de Irak con la red terrorista Al Qaeda, los que, según explicó, encierran un gran peligro para todos los países.

"Irak está engañando a los inspectores"

Consultados sobre la invitación de Irak a los inspectores de armas, Hans Blix y Mohemed El Baradei, para que regresen al país, Bush repitió que "Hussein ha tenido doce años para practicar el engaño y creo que esto no es más que otro intento de engaño".

El Presidente estadounidense acusó al líder iraquí de tratar de convencer a los inspectores de su inocencia y de que está dispuesto a colaborar.

"La única forma que tiene para demostrar que es un hombre de paz, no es tratando de negociar, sino desarmándose frente a los inspectores", subrayó Bush.

Blair siguió la misma línea. Recalcó que "los inspectores regresaron a Irak como una mandato de la ONU y no para jugar a las escondidas en Irak". La invitación de Irak, prosiguió Blair, "no es más que otro juego de Hussein".
El Mercurio en Internet
Viernes, 31 de Enero de 2003, 19:30
Comentarios mejor valorados en Internacional
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion