El Papa, Lula o Havel en lista de candidatos al Premio Nobel de la Paz

La frágil salud del Sumo Pontífice podría llevar al Comité Nobel a atribuirle el premio este año, señaló Stein Toennesson, director del Instituto de Investigaciones sobre la Paz.

03 de Octubre de 2003 | 07:59 | AFP
OSLO.- Los nombres del presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, del papa Juan Pablo II y del ex presidente checo Vaclav Havel son mecionados por los expertos este viernes, aunque ninguno de los candidatos es el gran favorito para el Premio Nobel de la Paz 2003.

Los cinco miembros del Comité Nobel, que tienen que elegir entre la cantidad sin precedentes de 165 candidaturas, se encuentran en una posición difícil este año, pero contrariamente a ciertas ediciones anteriores, ninguna de las personalidades propuestas se impone a los observadores.

Stein Toennesson, director del Instituto de Investigaciones sobre la Paz, apuesta por Juan Pablo II, aunque subraya que durante el último año "ningún dirigente se distinguió de tal manera que merezca el premio".

"El motivo principal es su franca oposición a la guerra en Irak: debido a su posición de jefe religioso, su oposición contribuyó considerablemente a minimizar un potencial abismo entre la cristiandad y el islam que hubiera podido convertir a la guerra en Irak en una nueva ’cruzada"’, sostuvo Toennesson.

La frágil salud del Sumo Pontífice podría llevar al Comité Nobel a atribuirle el premio este año, agregó Toennesson.

Pero esta sugerencia es recibida con escepticismo por los otros expertos, quienes consideran que semejante recompensa provocaría, por el contrario, rivalidad entre las religiones.

El Comité Nobel podría inclinarse por el presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva, quien "podría necesitar apoyo en su intento por rectificar las enormes injusticias sociales de su continente", estima Toennesson.

Pero Lula se destaca más por su acción socio-económica que por su compromiso en favor de la paz, y como asumió la presidencia en enero de este año, hay que esperar al fin de su mandato para evaluar su gestión, responden los otros observadores.

Entre los pretendientes más o menos capaces de obtener este galardón figuran también el disidente cubano Oswaldo Payá, el militante iraní de los derechos humanos Hashem Aghajari y la Comunidad Católica de San Egidio.

Recompensar a Oswaldo Payá podría ser una señal para el régimen de Fidel Castro, quien endureció considerablemente la represión contra la oposición cubana este año, y mejorar las relaciones con Estados Unidos, luego de dos ediciones Nobel apuntadas más o menos directamente contra Washington.

El norteamericano Irwin Abrams, gran conocedor del Nobel, es favorable a Vaclav Havel. "Es un hombre del siglo, y no alguien que haya hecho algo durante los dos últimos años. Havel es un ejemplo que inspira", declaró a la AFP.

El ex disidente checo, elegido presidente luego de la Revolución de Terciopelo a fines de 1989, fue distinguido en múltiples oportunidades, pero jamás con el Premio Nobel, por su combate en favor de los derechos humanos. La última vez fue el jueves, cuando India le otorgó el Premio Gandhi de la Paz.

La atribución del premio a la ONU y a su secretario general Kofi Annan en 2001, y luego al ex presidente norteamericano Jimmy Carter el año pasado, estaba destinada a dar una lección de multilateralismo al gobierno de George W. Bush, quien lanzó su propia "guerra contra el terrorismo".

La identidad del ganador será anunciada el 10 de octubre a las 11H00 (09H00 GMT) en el Instituto Nobel de Oslo.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores