EE.UU. recibe presión para entregar el poder en Irak

Francia, Rusia y Alemania urgieron a Estados Unidos a incorporar un cronograma sobre el traspaso del poder a los iraquíes en su nueva resolución, aún cuando Washington reclamó una rápida votación y funcionarios estadounidenses advirtieron que no habría otros cambios mayores.

14 de Octubre de 2003 | 19:13 | ANSA
NACIONES UNIDAS.- Estados Unidos, ante la falta de seguridad y de progresos en las políticas de posguerra en Irak, y acosado por prominentes miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, se disponía a definir un cronograma de entrega del poder a los iraquíes.

Washington ingresó hoy formalmente un borrador de resolución para el futuro de Irak, su reconstrucción y democratización, y con un papel para la ONU, lograr financiamientos y fuerzas militares internacionales para alcanzar un entorno estable.

Francia, Rusia y Alemania urgieron a Estados Unidos a incorporar un cronograma sobre el traspaso del poder a los iraquíes en su nueva resolución, aún cuando Washington reclamó una rápida votación y funcionarios estadounidenses advirtieron que no habría otros cambios mayores.

En un esfuerzo aparente por alcanzar un compromiso sobre el borrador, los tres países retiraron sus exigencias de entregar la soberanía dentro de unos meses a un gobierno provisional iraquí.

En cambio, las enmiendas propuestas al borrador de Estados Unidos, darían al secretario general, Kofi Annan, y al Consejo de Seguridad, un papel en el establecimiento de un cronograma, junto con el gobierno de ocupación estadounidense y el consejo de gobierno iraquí.

Fuentes diplomáticas dijeron que los tres países sometieron enmiendas en la primera reunión del Consejo, para debatir la resolución revisada a continuación de una reunión entre los presidentes de Francia, Jacques Chirac, y de Rusia, Vladimir Putin, con el jefe de gobierno alemán, Gerhard Schroeder.

También agregaron que en las reuniones a puertas cerradas de hoy, el gobierno de George W. Bush aceptó las enmiendas, con las que Estados Unidos obtendría el respaldo de 14 de los 15 miembros del Consejo, y el único voto en duda de Siria.

Aún cuando ninguno de los tres miembros renuentes del Consejo amenazó con el veto, muchos miembros de ese cuerpo están preocupados por el mensaje ambiguo del poderoso organismo de la ONU con una resolución aprobada con tan escaso margen.

Annan dijo que esperaba que Washington continuara trabajando "para alcanzar el apoyo más amplio posible, porque siempre sostuve que el Consejo es efectivo y posee un enorme impacto cuando está unido".

Estados Unidos buscará una rápida acción del Consejo sobre la resolución, que está patrocinada por Gran Bretaña, España y Camerún.

El portavoz de la misión estadounidense, Richard Grenell, dijo que "hemos pedido a los miembros del Consejo de Seguridad que estén listos para el voto el miércoles".

El apremio de Washington gira en torno de la conferencia de donantes de Madrid, del 23 y 24 de octubre, con el fin de obtener la mayor cantidad de financiamientos para la reconstrucción de Irak, y el borrador estadounidense urgió a los 191 estados miembros de la ONU a "hacer contribuciones sustanciales".

Alemanes, chinos, franceses y rusos dijeron que la tercera revisión de la resolución norteamericana tenía mejoras respecto de los borradores precedentes, pero que aún era insuficiente.

El embajador ruso, Sergey Lavrov, dijo que "valoramos las mejoras introducidas en la resolución estructural y sustancialmente, y creemos que se está moviendo en la dirección correcta".

Pero "ciertos elementos, que son cruciales todavía no están muy claros y algunos de ellos son levemente ambiguos".

El borrador estadounidense impone al régimen de ocupación norteamericano "devolver las responsabilidades de gobierno y autoridades al pueblo de Irak tan pronto como sea practicable".

Las enmiendas franco-ruso-germanas colocarían a esa autoridad "en consulta con el Consejo de Gobierno y el secretario general de la ONU, para desarrollar un cronograma específico para este propósito y someterlo al Consejo de Seguridad".

La fecha del sometimiento fue dejada en blanco y será determinada por los patrocinantes de la resolución y el Consejo de Seguridad de la ONU.

Los tres países también quieren una fecha añadida al Consejo de Gobierno para convocar a una conferencia constitucional.

El borrador norteamericano reclama al Consejo de Gobierno que provea al Consejo de Seguridad hacia el 15 de diciembre, en cooperación con las autoridades norteamericanas, con un cronograma sobre el borrador de una nueva constitución y tener elecciones democráticas.

Otras de las enmiendas franco-ruso-germanas urgen al Consejo de Gobierno a someter el cronograma "a la consideración" del Consejo de Seguridad, una acción que, por ejemplo, concedería un papel determinante a la ONU, si llegara a ser incorporado.
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores