Chilenos ilegales no serán deportados de Argentina

El Gobierno suspendió la medida, que abarcaba a unas 700 mil personas de Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile.

BUENOS AIRES.- El gobierno argentino dispuso la suspensión de las expulsiones de los extranjeros provenientes de países limítrofes que estén en situación irregular, en virtud del "proceso de integración avanzado" de la Argentina con sus naciones vecinas, hasta tanto se reglamente la nueva ley migratoria sancionada en diciembre, según señaló la Dirección Nacional de Migraciones a LA NACION.

La medida, publicada ayer en el Boletín Oficial, alcanza a ciudadanos de Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile e incluiría a unas 700.000 personas que residen ilegalmente, según cifras oficiales.

"Lo que queremos es volver a instalar a la Argentina como un país que da la bienvenida a los inmigrantes y cambiar la idea de que esta dirección sólo persigue a los extranjeros", explicó a LA NACION el director de Migraciones, Ricardo Eusebio Rodríguez.

"De esta manera, hasta que esté reglamentada la nueva ley migratoria estamos intentando blanquear una situación que hace que los inmigrantes vivan en la ilegalidad", agregó el funcionario.

Desde su punto de vista, esta iniciativa no perjudicará a los argentinos ni aumentará la desocupación. "Tampoco hay que esperar un aluvión de extranjeros. No tenemos miedo de que suceda. De esta forma todos los que ingresen estarán identificados. La gente va a seguir viniendo, pero ahora todo aquel que ingrese estará registrado. Las estadísticas se harán sobre un universo que esté claro, declarado y a la vista. Con la legislación anterior sobre la ilegalidad se generaba más ilegalidad", indicó el funcionario.

Por una resolución publicada ayer en el Boletín Oficial la Dirección de Migraciones advierte de la "excepción" de ese beneficio a "aquellas expulsiones que estuvieran fundadas en la existencia de antecedentes penales de los ciudadanos a los cuales se dirijan tales medidas".

"El 75 por ciento del flujo migratorio que llega a la Argentina proviene de países limítrofes; es por eso que desde el Ministerio del Interior se está trabajando en el diseño de una política migratoria que cumpla con el objetivo geopolítico y con el respeto de los derechos humanos", dijo Rodríguez.

En los considerandos de la medida se consigna "que la República Argentina se encuentra en un proceso de integración avanzado cuyo principal objetivo es la conformación de un mercado común que implica la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los países miembros".

La norma establece que se suspenden a partir de ahora "las medidas de expulsión o conminación a hacer abandono del país" de los "nacionales de países limítrofes".

La medida de la dirección se complementa con la resolución N° 345 del Ministerio del Interior de noviembre último, por la cual los extranjeros de países limítrofes pueden obtener una residencia legal temporaria por dos años, hasta tanto entre en vigor el Acuerdo Mercosur sobre Residencia, basada en su nacionalidad. Para ello deben acreditar ser nativo de un país limítrofe, carecer de antecedentes penales y certificado de salud.
La Nación de Buenos Aires, GDA
Miércoles, 4 de Febrero de 2004, 12:36
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion